Categoría

TENGO QUE TRABAJAR ¿LA NIÑERA SE PAGA A MEDIAS?

TENGO QUE TRABAJAR ¿LA NIÑERA SE PAGA A MEDIAS?

Como siempre decimos, depende del caso concreto y de lo que hayan acordado los progenitores o se haya establecido en sentencia. Es frecuente que uno de los progenitores, o incluso ambos, tengan que recurrir a una persona que cuide de los niños para poder trabajar.

Pero, ¿está incluido en la manutención? ¿o por el contrario es un gasto extraordinario? Nuevamente la respuesta va a depender del momento en que se plantee la cuestión. Si el gasto de cuidador ya se estaba produciendo antes de la separación, se ha debido de tener en cuenta a la hora de calcular la pensión alimenticia o los gastos a compartir entre los progenitores (también hay que pensar en que la custodia pueda ser compartida).

Si, por el contrario, el gasto de cuidador surge tras el establecimiento de las medidas, habrá que estar a las circunstancias que provoquen la necesidad del gasto. La jurisprudencia del Tribunal Supremo viene reconociendo los gastos extraordinarios como aquellos que no son previsibles, que no van a ser continuados en el tiempo, que son imprescindibles, y que puedan ser asumibles por los alimentantes.

Si el progenitor con quien esté el menor o los menores necesita en un momento concreto contratar una persona para que cuide de los menores, ya sea por trabajo o por cualquier otro tipo de compromiso, en principio no tiene derecho a imputar el gasto al otro cuidador. Primero hay que ver si existen alternativas, como por ejemplo que el menor o los menores puedan quedarse en esos momentos de necesidad con el otro progenitor, o con un familiar de alguno de los dos.

Si nos encontramos con que el hecho de no poder contratar una persona para que se haga cargo de los menores en un momento concreto, o bien durante un largo periodo de tiempo, y que no existen alternativas que no conlleven el gasto, además de que el otro progenitor no pueda ocuparse de los menores cuando sea necesario, habrá que valorar si hay que considerar dicho gasto como extraordinario, y, por tanto, tendrá que ser compartido entre ambos progenitores.

Para este último supuesto, si los progenitores no son capaces de llegar a un acuerdo, tendrán que acudir a la vía judicial para que sea el Juez quien decida si debe considerarse o no un gasto extraordinario. También puede darse el caso de que se vaya a convertir en un gasto indefinido, por lo que también se podrá optar por realizar una modificación de medidas para aumentar la pensión alimenticia.

No obstante, los abogados de Don Divorcio, optamos siempre por intentar llegar a un acuerdo de forma amistosa, pudiendo mediar entre ambos progenitores para acercar posturas y poder evitar la vía contenciosa, que, además de ser más larga y mucho más costosa, también hará que la relación entre los progenitores se deteriore y, por ende, afecte de manera negativa a los menores, que como siempre decimos a nuestros clientes, ellos no tienen la culpa de que sus padres no puedan estar juntos.

Por eso, si te surge este problema o cualquier otro, confía en los profesionales del Derecho de Familia que Rojano Vera Abogados pone a tu disposición a través de Don Divorcio. Nos avala más de 75 % de casos resueltos positivamente para nuestros clientes. Y recuerda que con nosotros la primera consulta siempre es gratuita.

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)
ACUERDO DE UNIFICACIÓN FAMILIAR POR CORONAVIRUS

ACUERDO DE UNIFICACIÓN FAMILIAR POR CORONAVIRUS

Respecto a los regímenes de visitas de los hijos menores edad dentro del marco de aplicación del Decreto de 14 de Marzo, por el que se limita la movilidad a la ciudadanía como medida de contención del Coronavirus, los jueces de familia de Málaga han alcanzado un acuerdo por el que unifican los criterios respecto de la problemática surgida.

Según el acuerdo, los jueces de familia de Málaga, consideran lo siguiente:

– Que los traslados de los menores entre los domicilios de los progenitores es un riesgo para la salud general y la de los propios menores, y que por tanto rompen las medidas de aislamiento impuesta por el decreto.

– Que los traslados de los menores para el cumplimiento del régimen de visitas o de los periodos de custodia compartida NO ESTÁN AMPARADOS como excepción en el Decreto.

– Que la paralización de los traslados y por tanto la falta de contacto temporal con el otro progenitor NO GENERA UN DAÑO IRREPARABLE ni al menor ni al progenitor ausente.

A la vista de lo anterior, el acuerdo alcanzado por los Jueces de Familia de Málaga se resume en:

1º) No se despachará ejecución por incumplimiento derivado del confinamiento domiciliario.

2º) No se podrán solicitar medidas cautelares urgentes por los incumplimientos durante el tiempo del confinamiento.

3º) Cuando pase el estado de alarma y se vuelva a la normalidad, los progenitores tendrán que compensarse el tiempo que uno de ellos no haya disfrutado del menor de común acuerdo. En caso de que no se realice compensación, los jueces tendrán en cuenta el abuso de derecho, la mala fe o las actitudes injustificadas de cara a imponer las costas en las ejecuciones que se planteen por la no compensación.

4º) Se reconoce el derecho del progenitor con el que no esté el menor a tener contacto telemático o telefónico con sus hijos en los periodos en que deberían estar con ellos.

5º) Se pide a los progenitores separados que intenten resolver las discrepancias que puedan surgir mediante acuerdos entre ellos, a través de la negociación entre sus letrados o por mediación familiar, siempre teniendo en consideración única y exclusivamente el interés de sus hijos.

Desde Rojano Vera Abogados, os animamos a no utilizar las medidas de confinamiento de para generar discrepancias y/o problemas con el/la otro/a progenitor/a, pensad en que vuestros hijos no tienen culpa de lo que está ocurriendo y que van a crecer y educarse mejor sintiéndose querido por ambos progenitores y en un entorno libre de hostilidades.

Recibid un cordial saludo.

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)
Custodia compartida 2019 Realidad

Custodia compartida 2019 Realidad


Custodia compartida 2019 realidad

DonDivorcio analiza la corriente de la más reciente jurisprudencia del Tribunal Supremo que está haciendo que cada vez sea más factible que se incrementen los casos de guarda y custodia compartida 2019 realidad.

A este cambio está contribuyendo la actualización de la legislación aplicable, como la reforma que implementa la Ley de Jurisdicción Voluntaria, así la ley 15/2005 de 8 de julio fue un hito en este camino, si bien no ha alcanzado a representar un número significativo de casos de custodia compartida, de hecho el Tribunal Supremo desde 2013 viene estableciendo en sus sentencias que el art. 92 del CC establece que la custodia compartida no es una situación excepcional, sino que más bien al contrario es lo deseable.

A pesar de esta modificación normativa la concesión de custodias compartidas sigue siendo residual, no alcanzando siquiera el 18 por ciento.

En DonDivorcio una marca registrada de Rojano Vera Abogados percibimos que la promesa de una ley de Corresponsabilidad parental ha quedado en el tintero dejando la responsabilidad el poder legislativo al judicial sobre la apretura de facto a la custodia compartida.

Pero no acaba ahí el freno al desarrollo de la custodia compartida para su implantación social, no en vano el Tribunal Supremo en su sentencia 194/2016 de 29 de marzo insta a las Audiencia Provinciales a que respeten la Jurisprudencia del Alto Tribunal en aras de la seguridad jurídica, y lo hace dando un importante varapalo a la A.P. de Madrid.

Para el Departamento de Derecho de Familia de DonDivorcio, la necesidad de justificar mínimamente la conveniencia de la custodia compartida no es un obstáculo insalvable, o excusa suficiente para evitar su implantación y establecimiento como modelo principal y no subsidiario de la custodia monoparental generalmente a favor de la madre.

Si analizamos nuestro sistema en el marco comparativo de los países más avanzados de Europa se puede apreciar fácilmente que no suele otorgarse la custodia monoparental tan fácilmente al progenitor que carece de recursos propios en detrimento de las posibilidades de desarrollo psicológico, social y por supuesto económico que supone para los menores disponer de las figuras materna y paterna en corresponsabilidad parental, es decir, con la custodia compartida.

Para conceder la custodia a la madre por entender que existe una conflictividad muy desproporcionada ente los progenitores, de forma que pueda incidir negativamente en el desarrollo del menor debe quedar bien acreditada y obviamente no otorgarse la custodia al principal causante de los disturbios, como por ejemplo el hecho de que la mujer hubiese sido condenada por una falta de coacciones tras una denuncia de su marido por haber cambiado la cerradura de la vivienda familiar.

Frecuentemente mediante la marca Dondivorcio.com hay familias que deciden hacer su divorcio low cost o divorcio express, otorgándose la custodia compartida de mutuo acuerdo entre los progenitores, de forma amistosa, y si no es posible, el T.S. admite que se dé la custodia compartida cuando existen divergencias razonables entre los progenitores y lo hace de este modo:

“para la adopción del sistema de custodia compartida no se exige un acuerdo sin fisuras, sino una actitud razonable y eficiente en orden al desarrollo del menor, así como unas habilidades para el diálogo y siempre que haya entre los padres una relación de mutuo respeto que permita la adopción actitudes y conductas que beneficien al menor”, que no perturben su desarrollo emocional y que a pesar del divorcio o la separación de los progenitores se mantenga un marco familiar compatible con el desarrollo de su personalidad.

Es reseñable la sentencia de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo de fecha 29 de marzo de 2016 (sentencia número 194/2016, ponente señor Seijas Quintana), en la que reitera su la doctrina sobre que la custodia compartida de los hijos menores debe ser el sistema normal y deseable tras la separación de los progenitores, pero es de singular importancia el “tirón de orejas que da a la Audiencia Provincial sobre el riesgo que supone para la seguridad jurídica desatender esta jurisprudencia. Dice así su tenor literal de la Sala, la sentencia de 24 de febrero de 2015 de la Sección 22.ª de la Audiencia Provincial de Madrid:

La sentencia, ciertamente, desconoce, como si no existiera, la doctrina de esta Sala y pone en evidente riesgo la seguridad jurídica de un sistema necesitado una solución homogénea por parte de los Tribunales a los asuntos similares.

La sentencia no solo desconoce la jurisprudencia de esta Sala sobre la guarda y custodia compartida, sino que más allá de lo que recoge la normativa nacional e internacional sobre el interés del menor, resuelve el caso sin una referencia concreta a éste, de siete años de edad, manteniendo la guarda exclusiva de la madre y dejando vacío de contenido el artículo 92 CC en tanto en cuanto de los hechos probados se desprende la ausencia de circunstancias negativas que lo impidan.

 

En DonDivorcio vemos frecuentemente en los juzgados de primera instancia se da la atribución del uso de la vivienda a uno solo de los progenitores, lo que no tiene sentido para nosotros es que no se pondere en el derecho o prestación a la pensión de alimentos esta atribución:

La STS 368/2014, de 2 de julio de 2014 estableció el régimen de custodia compartida sobre dos menores, dejando pendiente para la ejecución de la misma los periodos de estancia, convivencia y alimentos de los menores con cada uno de los progenitores, si bien estableció las siguientes bases:

1.ª Se procurará que la convivencia con cada progenitor sea lo menos distorsionadora posible en relación a la escolarización de los niños.

2.ª El progenitor que no tenga consigo a los hijos y durante el período de convivencia con el otro progenitor, gozará de un amplio derecho de visitas.

3.ª No se podrá separar a los dos hermanos.

4.ª Se establecerá la contribución de cada progenitor a los alimentos de los menores, en el que deberá computarse la atribución del uso del domicilio que fue conyugal y la dedicación personal de cada progenitor a la atención y cuidado de los hijos.

5.ª Estas medidas se tomarán previa audiencia de los progenitores y del Ministerio Fiscal.

Por fin el Tribunal Supremo establece claramente que debe ponderarse la atribución del uso de la vivienda familiar a la hora de calcular y establecer la pensión de alimentos, lo cual implícitamente supone la aceptación de que pueda atribuirse el uso a uno de los progenitores, si bien puede darse la aplicación primer párrafo del artículo 96, la aplicación del segundo o bien llegar a liquidación del inmueble.

Artículo 96

En defecto de acuerdo de los cónyuges aprobado por el Juez, el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario en ella corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden.

Cuando algunos de los hijos queden en la compañía de uno y los restantes en la del otro, el Juez resolverá lo procedente.

No habiendo hijos, podrá acordarse que el uso de tales bienes, por el tiempo que prudencialmente se fije, corresponda al cónyuge no titular, siempre que, atendidas las circunstancias, lo hicieran aconsejable y su interés fuera el más necesitado de protección.

Para disponer de la vivienda y bienes indicados cuyo uso corresponda al cónyuge no titular se requerirá el consentimiento de ambas partes o, en su caso, autorización judicial.

 

En DonDivorcio somos muy dados a reseñar la STS 465/2015, de 9 de septiembre de 2015, en la que el Tribunal mantiene la atribución que el juzgado hizo al padre de la vivienda al considerar que ostentaba el interés más digno de protección. Sin embargo el Tribunal resuelve que:

“no consta la necesidad de que al padre se le atribuya la vivienda familiar “sine die”

” por lo que «se fija un plazo de tres años durante el cual el padre podrá hacer uso de la vivienda familiar y garaje, tras el que deberá abandonarla, salvo pacto entre las partes, quedando integrada la vivienda y el garaje en el proceso de disolución y liquidación de la sociedad de gananciales“.

En la Custodia Compartida la Sentencia 571/2015, de 14 de octubre de 2015 estableció que:

“A falta de acuerdo, el reparto del tiempo de custodia será semanal y satisfarán directamente los alimentos del menor en su propio domicilio, abonando los gastos ordinarios y extraordinarios al 50%.”

Del mismo modo existen sentencias posteriores en idéntico sentido.

Si bien en la sentencia 55/2016, de 11 de febrero de 2016 el TS ha establecido que:

la guarda y custodia compartida no exime del pago de la pensión de alimentos si existe desproporción entre los ingresos de ambos cónyuges,” y rechaza que esa pensión pueda limitarse temporalmente.

Hay parámetros a tener en cuenta a la hora de la atribución de la guarda y custodia compartida como son la distancia entre los domicilios de los progenitores, o las que establece el art. 92.7 CC El artículo 92.7 del Código Civil, establece que no procederá la guarda y custodia conjunta cuando cualquiera de los padres está incurso en un proceso penal incoado por atentar contra la vida física, la libertad, la integridad moral o la libertad o indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos. Tampoco procederá cuando el Juez advierta, de las alegaciones de los padres y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica.

Para cualquier consulta o aclaración pude contactar con nosotros mediante el teléfono de la parte superior o mediante la web www.dondivorcio.com

divorcio express, divorcio online, divorcio barato, separacion

 

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)
ACUERDO DE UNIFICACIÓN FAMILIAR POR CORONAVIRUS

El derecho del menor a ser oído y su función en los procesos judiciales

 

Se tiene la absoluta certeza que en los procesos judiciales, especialmente en situaciones relativas al proceso de familia como es la separación o el divorcio, se pretenda proteger principalmente a los hijos menores. El problema es que se tiende a que el menor no sea escuchado cuando seguramente tenga formada su opinión sobre las decisiones que afectan a su ámbito y quiera manifestarse.

Ya desde la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño se recoge el derecho del menor a ser oído en los asuntos que sean de su interés, incluyendo los procesos judiciales.

La audiencia del menor podría servir para ayudar a esclarecer ciertos hechos o aclarar diversas controversias, incluyendo la posibilidad de saber su deseo u opinión. Esto puede tener gran repercusión en una pluralidad de acontecimientos que atañe precisamente al propio menor como son el régimen de guarda y custodia y en una variedad de procesos contenciosos. Hay que tener en cuenta que el menor puede estar influenciado por alguno de los progenitores u otros allegados. De ahí que la decisión del menor no es vinculante, sino que será necesario tenerla en cuenta junto al resto de circunstancias, primando lo más beneficioso para el menor, pero no obligatoriamente se establecerá lo que el menor desea.

Debido a la arcaica regulación legal, tanto las antiguas redacciones del artículo 92 del Código Civil como el artículo 770. 4  la Ley de Enjuiciamiento Civil, fijaba como edad de referencia los 12 años, ya que se consideraba que a partir de la mencionada edad el menor tiene suficiente juicio y madurez. Se extendía que incluso el menor de 12 años excepcionalmente debería tener audiencia siempre que se demuestre la madurez necesaria para ser oído, ya incluso amparado por la propia Ley Orgánica de Protección del Menor.

La regulación sobre este deber que tenía el menor se fue modificando, siendo sustancialmente diferente en la actualidad. Debido a los cambios radicales de la Ley de Enjuiciamiento Civil, especialmente en los años 2005 y 2009, generaron alteraciones en la redacción del artículo 92 C.c. y 770.4 de la LEC.

Por tanto, se resume que en la actualidad el menor de 12 años o menor de esa edad con juicio suficiente tendrá audiencia de manera opcional y no obligatoria, al arbitrio del Juez,  siempre que se cumplan determinados requisitos:

            – Solicitud del Ministerio Fiscal de oír al menor, debidamente justificada.

            – Petición del equipo técnico o de alguna de las partes del proceso, previa justificación.

            – Estimación del Juez considerando adecuado escuchar al menor visto los informes periciales y habiendo conflicto entre las partes. Esta potestad la ejercerá siempre que considere que no es perjudicial para los intereses del menor o innecesario.

            – Primordial y fundamental que el menor tenga el deseo que se produzca la audiencia.

Si necesitas resolver cualquier situación de derecho de familia, habiendo o no menores, contacte con nuestro despacho. Rojano Vera Abogados cuenta con un grupo de profesionales y especialistas en diversas materias donde estudiaremos su caso y defenderemos sus intereses mediante las mejores vías posibles para obtener el éxito deseado.

 

Para cualquier consulta o aclaración pude contactar con nosotros mediante el teléfono de la parte superior o mediante la web www.rojanovera.com o www.dondivorcio.com

¿Me separo, me divorcio o pido la nulidad matrimonial?

¿Me separo, me divorcio o pido la nulidad matrimonial?

¿Me separo, me divorcio o pido la nulidad matrimonial?

En la legislación actual se contemplan tres supuestos para extinguir el matrimonio. Que son la separación, el divorcio y la nulidad, que a continuación vamos a explicar. Porque a menudo convivimos con la creencia de que es lo mismo divorciarse que separarse, pero no es así, ya que sus consecuencias son muy distintas.

Separación

 

La separación no disuelve el matrimonio, sino que sigue vigente. Es decir, que no se puede volver a contraer matrimonio con una tercera persona. La separación puede ser de hecho o de derecho. Será de derecho cuando se solicita judicialmente. Y de hecho cuando uno o ambos cónyuges, sin intervención judicial deciden llevar vidas separadas. Aunque lo recomendable es hacerlo de derecho porque es necesario resolver aspectos tan importantes como los referentes a los hijos en materia de guarda y custodia, alimentos, etc. O los referentes a las relaciones patrimoniales derivadas del matrimonio.

Esta medida es idónea para quienes no quieren extinguir su matrimonio de forma inmediata, sino que quieren darse un tiempo. Pero hay que tener en cuenta que si el matrimonio se encuentra en régimen de gananciales, al declarase la separación comenzará a regir la separación de bienes.

En Rojano Vera Abogados Málaga destacamos esta opción para los clientes que aún tienen una relación de afectividad y no están completamente seguros acerca de la decisión tan importante de  extinguir su matrimonio para siempre. De modo que tras la consulta pormenorizada a nuestros clientes le asesoramos sobre si esta opción es adecuada o no para ellos.

Divorcio

 

En cambio, el divorcio sí que extingue el vínculo matrimonial. De modo que, una vez establecido el divorcio se podrá volver a contraer nuevas nupcias con una tercera persona.

Después de la reforma del año 2005, en virtud de la Ley 15/2005, de 8 de julio, que modificó el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil,  nos podemos divorciar con bastante más facilidad, puesto que no debemos alegar causa alguna para divorciarnos, simplemente manifestar nuestra voluntad de hacerlo.

Se podrá solicitar directamente si han transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio. Aunque no tendremos que esperar este plazo si acreditamos que existe un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge que solicita el divorcio, de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.

En Rojano Vera Abogados Málaga hemos llevado cientos de casos de divorcio. Por lo que contamos con sobrada experiencia acerca de este tema. Además del buen precio le asesoraremos con total conocimiento del asunto.

Nulidad Matrimonial

 

La Nulidad Matrimonial consiste en la invalidación de un matrimonio porque en su celebración se han producido vicios o defectos esenciales que imposibilitan que el mismo pueda surtir efectos.

De modo que la nulidad matrimonial supone que el matrimonio no ha existido nunca y no habrá tenido efectos algunos.

La nulidad del matrimonio católico consiste en un exigente proceso judicial, por los Tribunales eclesiásticos competentes, en el que se examina cuidadosamente si concurren algunas de las causas de nulidad matrimonial canónica.

Si se declara la Nulidad Matrimonial, será posible volver a contraer un nuevo matrimonio canónico.

Nuestro personal de Rojano Vera Abogados Málaga, especializado en esta materia, optamos por elegir la vía del divorcio antes que la nulidad matrimonial. Y elegimos dicha opción, porque a efectos legales vamos a obtener las misma pretensiones, tanto si elegimos el divorcio como la nulidad, pero siendo aquel un procedimiento mucho más rápido, económico y no tendremos que alegar causa alguna para disolver el matrimonio.

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)
¿Te pueden obligar a hacer la Comunión?

¿Te pueden obligar a hacer la Comunión?

¿Te pueden obligar a hacer la Comunión?

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca ha declarado que la hija menor de un ex-matrimonio deberá celebrar la primera comunión de forma obligatoria, puesto que el padre así lo desea expresamente.

¿Qué ocurre si un matrimonio divorciado discute sobre la celebración o no de la comunión de su hija? ¿Cuál sería la solución a este conflicto? La respuesta nos la ha dado muy recientemente la Sección 4ª de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca, donde ha fallado en la Sentencia que la hija menor del matrimonio, tendrá que celebrar su primera comunión a pesar de la negativa de la madre y de la propia menor.

Tras la discusión de ambos progenitores sobre si su hija debía celebrar o no la primera comunión, y si debía cursar la asignatura de religión en el colegio. Acudieron a la Justicia para que resolvieran el conflicto surgido entre ambos progenitores. Esta sería una cuestión típica de Derecho de Familia.

Al principio, se estableció mediante Auto que la menor no tendría que hacer la comunión ya que no era su deseo. Pero tras la aceptación del Recurso de Apelación interpuesto por el Padre de la menor contra el Auto, se señaló lo contrario.

La motivación expuesta por la Audiencia Provincial es que la Comunión es un acto consecuente con la trayectoria católica de ambos progenitores y de la propia menor que además no genera perjuicio ni a la niña ni a la madre.

Atribuyendo también al padre la facultad de decidir sobre la matriculación de su hija en la asignatura de religión o la alternativa que se proponga a esta. Facultad que podrá llevarla a cabo durante los próximos dos cursos escolares.

La postura tomada por la madre y la hija sobre esta situación es la negativa a la celebración de la comunión. Pero según la decisión del Tribunal pesa más el camino religioso que optaron por llevar los progenitores antes que la propia decisión de la menor, puesto que los progenitores están bautizados al igual que hija. Y su matrimonio se celebró de forma religiosa.

La sentencia está atacando dos pilares esenciales, uno el de la libertad de conciencia de la madre y de la hija, las cuales tienen derecho a cambiar sus principios religiosos en cualquier momento, sin que le pueda ser impuesto el criterio o la opinión de un tercero. El padre no tenía la custodia, ni corresponde por derecho imponer credos o creencias religiosas ajenas a la voluntad de las personas.

Por otro lado, la sentencia atenta contra la independencia económica y el criterio de distribución y atribución de recursos de la progenitora custodia que tiene atribuidas las funciones propias que le son inherentes. La sentencia de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca, impone un gasto extraordinario a la madre, que se ve obligada a quitar dicho recurso económico quizás de necesidades básicas de la menor, para ver satisfecha una imposición venida mediante resolución judicial sobre un derecho fundamental a la libertad de conciencia de la madre y por ende también de la menor, cuyo criterio es tenido en cuenta por los juzgados de familia incluso para la atribución de la custodia.

No en vano, la Constitución Española protege la libertad de conciencia como derecho fundamental, garantizando la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.

De este modo, entendemos que si la madre hubiese recurrido la sentencia de la Audiencia Provincial a una instancia superior, hubiese tenido muchas probabilidades de revocar la resolución de la Audiencia Provincial de  Palma de Mallorca.

La libertad ideológica y religiosa alcanza su máxima expresión externa mediante los actos de culto, por lo tanto, el no querer participar de ellos, es un ejercicio de derecho fundamental que el artículo 17 de la Constitución redunda en su protección.

A modo de ejemplo, es como si el padre hubiese querido que el hijo fuese socio del más famoso equipo de futbol del país, porque toda la familia ha formado parte de él y le gustan los principios que cantan en su himno, y por eso se obliga a la madre a pagar el 50 % de la cuota de socio como gastos extraordinarios.

En Rojano Vera Abogados Málaga, nuestros expertos en Derecho de familia y sucesiones, le darán la visión de su caso y el diagnóstico de la situación más ponderado, y con el criterio más profesional que pueda desear, al mejor precio.

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)

UNA MARCA DE ROJANOVERA.COM

¿POR QUÉ ELEGIRNOS?

RAPIDEZ

Te ofrecemos la opción más rápida y económica. Trabajamos online. Sin desplazamientos. Sin esperas.

PRECIO

Tu divorcio resuelto desde tan solo 125€ por cónyuge (IVA incluido).

COMODIDAD Y EFICACIA

Servicio personalizado durante todo el procedimiento. Serás asesorado por los más cualificados profesionales.