El derecho del menor a ser oído y su función en los procesos judiciales

El derecho del menor a ser oído y su función en los procesos judiciales

 

Se tiene la absoluta certeza que en los procesos judiciales, especialmente en situaciones relativas al proceso de familia como es la separación o el divorcio, se pretenda proteger principalmente a los hijos menores. El problema es que se tiende a que el menor no sea escuchado cuando seguramente tenga formada su opinión sobre las decisiones que afectan a su ámbito y quiera manifestarse.

Ya desde la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño se recoge el derecho del menor a ser oído en los asuntos que sean de su interés, incluyendo los procesos judiciales.

La audiencia del menor podría servir para ayudar a esclarecer ciertos hechos o aclarar diversas controversias, incluyendo la posibilidad de saber su deseo u opinión. Esto puede tener gran repercusión en una pluralidad de acontecimientos que atañe precisamente al propio menor como son el régimen de guarda y custodia y en una variedad de procesos contenciosos. Hay que tener en cuenta que el menor puede estar influenciado por alguno de los progenitores u otros allegados. De ahí que la decisión del menor no es vinculante, sino que será necesario tenerla en cuenta junto al resto de circunstancias, primando lo más beneficioso para el menor, pero no obligatoriamente se establecerá lo que el menor desea.

Debido a la arcaica regulación legal, tanto las antiguas redacciones del artículo 92 del Código Civil como el artículo 770. 4  la Ley de Enjuiciamiento Civil, fijaba como edad de referencia los 12 años, ya que se consideraba que a partir de la mencionada edad el menor tiene suficiente juicio y madurez. Se extendía que incluso el menor de 12 años excepcionalmente debería tener audiencia siempre que se demuestre la madurez necesaria para ser oído, ya incluso amparado por la propia Ley Orgánica de Protección del Menor.

La regulación sobre este deber que tenía el menor se fue modificando, siendo sustancialmente diferente en la actualidad. Debido a los cambios radicales de la Ley de Enjuiciamiento Civil, especialmente en los años 2005 y 2009, generaron alteraciones en la redacción del artículo 92 C.c. y 770.4 de la LEC.

Por tanto, se resume que en la actualidad el menor de 12 años o menor de esa edad con juicio suficiente tendrá audiencia de manera opcional y no obligatoria, al arbitrio del Juez,  siempre que se cumplan determinados requisitos:

            – Solicitud del Ministerio Fiscal de oír al menor, debidamente justificada.

            – Petición del equipo técnico o de alguna de las partes del proceso, previa justificación.

            – Estimación del Juez considerando adecuado escuchar al menor visto los informes periciales y habiendo conflicto entre las partes. Esta potestad la ejercerá siempre que considere que no es perjudicial para los intereses del menor o innecesario.

            – Primordial y fundamental que el menor tenga el deseo que se produzca la audiencia.

Si necesitas resolver cualquier situación de derecho de familia, habiendo o no menores, contacte con nuestro despacho. Rojano Vera Abogados cuenta con un grupo de profesionales y especialistas en diversas materias donde estudiaremos su caso y defenderemos sus intereses mediante las mejores vías posibles para obtener el éxito deseado.

 

Para cualquier consulta o aclaración pude contactar con nosotros mediante el teléfono de la parte superior o mediante la web www.rojanovera.com o www.dondivorcio.com

Aprovechar la estancia para pedir caprichos a papa

Aprovechar la estancia para pedir caprichos a papa

El Padre Tarjeta

La figura paterna en las relaciones de las familias en que los padres se han divorciado o separado generan situaciones muy variopintas, pero en muchos de los casos en que la custodia queda en favor de uno de los cónyuges, relegando al otro a un mero visitador, alguien tangencial a la vida de los menores durante toda su infancia y adolescencia, facilita que esa relación vaya enfriándose paulatinamente hasta relegar al papá de fines de semanas alternos a alguien a quién hay que aprovechar las estancias con él para pedir todos aquellos caprichos que no se pueden permitir los menores en su día a día con el progenitor custodio, labrándose así  poco a poco la figura del «padre tarjeta o padre monedero».

Sucediendo conversaciones tan triviales como:

  • ¿Qué tal te ha ido la semana hija?
  • Pues muy bien papá, de hecho he visto un bolso que quiero ir a ver contigo para que me lo compres, o bien pero estoy algo triste porque mis amigas se van de viaje el fin de semana que viene y no tengo dinero para irme con ellas, y necesito que me los prestes, o me lo des porque yo te quiero mucho…

¡En fín!, ¿Os suena?

Pues eso es en el mejor de los casos, porque si no les concedes sus caprichos te arriesgas a los primeros síntomas de un síndrome de alienación parental en estado leve, como lo siguiente:

  • ¿Que tu padre no te ha dado el dinero para irte el fin de semana con tus amigas?
  • ¿Con la «M» de pensión que te pasa y lo que gana? Para ti nunca tiene pero para irse de viaje con su «amiguita» pagándoselo todo, para eso tiene de sobra. ¿Pues sabes lo que te digo? que me alegro, para que lo vayas conociendo bien.

El padre tarjeta es la versión más ligera del síndrome de alienación parental, es la punta del ICEBERG que supone el fracaso del sistema de gestión de las concesiones de custodias en nuestro país.

El padre tarjeta, es tan solo el final de los finales, que es el mismo repetido, como diría Sabina; y con tanto ruido no escuchamos el final, que no es otro en este caso que el desapego, el desafecto y el distanciamiento entre los progenitores no custodios y los hijos.

En Rojano Vera Abogados te ayudamos a conseguir la custodia compartida, que es un compromiso social por la igualdad de género efectiva entre padres y madres.

En  www.DonDivorcio.com conocerás nuestros servicios al mejor precio del mercado, y contando con los profesionales más cualificados para ayudarte.

 

 

Síndrome de Alienación Parental

Síndrome de Alienación Parental

EL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL

 

El Síndrome de Alienación ParentalSAP  se produce cuando uno de los progenitores, de diferentes modos intenta influir en la conciencia de los hijos para perjudicar, obstaculizar o destruir sus vínculos afectivos de los menores con el otro progenitor.

Este síndrome da con cierta frecuencia en los procesos de divorcio y separación de los progenitores, puesto que el progenitor que quiere quedarse con la custodia de los hijos, intenta poner en contra a los menores para que no quieran irse con el otro progenitor.

Hay muchas formas de crear el síndrome de alienación parental, tales como hacer comentarios desvalorizando al otro cónyuge, criticarlo e incluso llegar a insultarlo y mentir sobre la causa de por qué no va un día a recoger a los hijos e incluso premiar al hijo cuando rechace al otro progenitor, o dando algún refuerzo positivo cada vez que el menor tiene una mala actitud con el otro cónyuge, (que habitualmente suele ser el padre), llegando en muchas ocasiones a impedir la relación de los hijos con el otro progenitor, y un sin fin de otros modos imaginables.

¿Cómo detectamos el SAP en dondivorcio.com?

Lo primero es tener una conversación con los menores., y luego si existen indicios como los que más abajo explicamos, hay que tratar a los menores, hablar con ellos y averiguar si existen explicaciones incoherentes de su actitud con el «progenitor no custodio/el padre», y ver si justifican el rechazo utilizando palabras que no son normales para su edad, como por ejemplo decir del progenitor que es «un mal padre porque no paga la pensión porque no quiere», en el supuesto de ser falso, o «es un maltratador porque me regaña mucho sin motivos», siempre teniendo presente que es difícil determinar en ocasiones cuales son los límites para reconocer a un Síndrome de Alienación Parental.

Los progenitores que actúan produciendo un SAP, lo que hacen inculcar en los hijos prejuicios, modificando sus percepciones, y por tanto alterando psicológicamente sus conductas, que luego repercuten muy negativamente sobre los mismos. Por ello, dependiendo del menor, estas conductas se exteriorizan en forma de timidez, violencia, frustración, manipulación de los hijos hacia los padres, llegando a romper toda la relación con los progenitores, e incluso que degenerando el SAP en que realicen pequeños actos delictivos los menores.

¿Por qué acudir cuanto antes a dondivorcio.com?

Porque en Don Divorcio, además de unos precios muy baratos por nuestros servicios, gracias a nuestros abogados especialistas en derecho de familia, abordamos perfectamente todas estas conductas que pueden ocasionar el SAP a su hijo.

De modo, que si detectas que pueda estar produciéndose un síndrome de alienación parental en tu hijo, no dudes en contactar con nosotros, para que nuestros abogados, con la asistencia de nuestros psicólogos, si fuera necesario, puedan dar las pautas a seguir con tus hijos o con tu ex-pareja para evitar que la situación empeore, siempre en atención al interés superior de tus hijos, porque aprender a amar a los padres independientemente de la situación de la pareja es una de las mejores enseñanzas que le puedes dejar a tus hijos, y un resorte para el mantenimiento de las familias, de forma que puedan reestructurarse en nuevas unidades minimizando los traumas infantiles.

Si quieres saber más sobre el Síndrome de alienación parental no dudes en visitar nuestras instalaciones o consultar nuestro vídeo en Youtube en la página web, o en el canal de Rojano Vera Abogados.

 

Pactos prematrimoniales

Pactos prematrimoniales

¿Qué son los pactos prematrimoniales?

Los pactos prematrimoniales son acuerdos de los futuros contrayentes mediante los cuales se regulan las relaciones entre los cónyuges constante matrimonio o para el caso de una eventual separación o divorcio, especialmente se regulan los aspectos de carácter económico.

¿Qué tipo de extremos son regulables mediante pactos prematrimoniales?

Esencialmente se regulan aspectos económicos que faciliten la disolución del matrimonio llegado el momento de la separación o el divorcio, como puede ser declarar el carácter ganancial o privativo de determinados bienes, la atribución de determinados bienes en caso de liquidación de la sociedad de gananciales o establecer poderes de administración sobre determinados bienes, como pueden ser aquellos bienes afectos a actividades económicas.

¿Se pueden regular extremos no económicos?

Hay que ser cautelosos a la hora de establecer pactos prematrimoniales que afecten a los hijos menores. Así, habrá que atender al caso concreto, si bien en principio no parece que se pueda atribuir la guarda y custodia de los hijos menores a uno de los cónyuges en caso de separación o divorcio puesto que afecta a materias indisponibles. Sí se van a poder prever materias que afecten a cuestiones que puedan ser acordadas por ambos cónyuges de mutuo acuerdo como puede ser cuestiones atinentes a la educación.

Otro extremo susceptible de regulación es la atribución del uso de la vivienda familiar en caso de separación o divorcio, si bien este pacto deberá respetar en todo caso el interés superior de los hijos menores, de manera que el juez que decrete el divorcio deberá dar su beneplácito tanto a este punto como al resto.

Otro punto susceptible de regulación es una eventual pensión compensatoria, que, atendiendo al caso concreto, podría ser suprimida o calculada con carácter previo al matrimonio mediante pactos prematrimoniales.

De la misma manera, van a poder establecerse ciertas cláusulas que regulen aspectos relativos al testamento de uno de los cónyuges.

¿Sólo pueden regularse pactos prematrimoniales relativos a una eventual separación o divorcio?

No, además de dichos pactos, pueden pactarse extremos relativos al funcionamiento del matrimonio, como puede ser establecer el régimen económico matrimonial.

¿Es recomendable establecer pactos prematrimoniales?

La finalidad de los pactos prematrimoniales es anticiparse al eventual conflicto cuando existe una buena relación entre los cónyuges, de manera que va a existir una cierta facilidad a la hora de llegar a acuerdos, con el ahorro de costes y de tiempo que ello conlleva, por lo que presumiblemente, si la relación se termina, lo hará amistosamente puesto que un gran número de extremos se van a encontrar regulados.

Por tanto, podríamos concluir que es muy recomendable que los futuros cónyuges establezcan pactos prematrimoniales en aras de regular tanto la convivencia constante el matrimonio como una eventual separación o divorcio.

¿Cuál es la principal ventaja de los pactos prematrimoniales?

La principal ventaja de los pactos prematrimoniales la constituye el ahorro de recursos:

Supone un ahorro de costes en la medida que el precio de los pactos prematrimoniales es un precio barato en comparación con el precio que puede suponer la redacción de un convenio regulador de mutuo acuerdo, más aún si lo comparamos con la tramitación de un divorcio contencioso.

Tiene como consecuencia un ahorro de tiempo muy notable en la medida que presumiblemente el divorcio o la separación se producirán de mutuo acuerdo, de manera que su tramitación, sin aspecto alguno que regular, va a ser mucho más rápida que en supuestos de divorcio contencioso.

En cuanto al plano personal de los cónyuges, es obvio que va a ser mucho más fácil afrontar una separación o un divorcio si éstos se realizan de manera amistosa y con la mayoría de los aspectos ya pactados, de manera que a los cónyuges les va a resultar mucho menos dañoso tramitar el divorcio si en su momento se firmaron pactos prematrimoniales.

Por todo lo anterior, Rojano Vera Abogados queda a disposición de los futuros cónyuges en sus oficinas de Málaga para la redacción de pactos prematrimoniales que regulen todos aquellos extremos que permitan a los cónyuges no preocuparse en caso de que se produzca una crisis matrimonial, con el ahorro de costes que ello supone. Por tanto, Rojano Vera Abogados recomienda a los futuros cónyuges que firmen pactos prematrimoniales para anticiparse a las circunstancias que puedan devenir en el futuro, ofreciéndoles un precio barato que permita a los cónyuges tener regulados todos aquellos extremos que consideren que en el futuro puedan ser una fuente de conflicto.

Indemnización y Divorcio

Indemnización y Divorcio

Indemnización y Divorcio

La Indemnización por Accidente ante el Divorcio en Matrimonio sujeto al sistema de Bienes Gananciales

Es bien sabido que, ante una separación o divorcio, la casuística a la hora de la liquidación del régimen económico matrimonial y reparto de bienes puede ser bastante extensa. Ya lo explicamos en parte en este artículo de nuestra web de DonDivorcioliquidación del régimen económico matrimonial y reparto de bienes. En aquella ocasión nuestros profesionales de Rojano Vera Abogados explicaban en qué consistía esta liquidación y reparto de bienes, pero aun así quedan algunos flecos que cubrir y que estaría bien dejar bien matizados. Por ejemplo, ¿qué ocurriría si uno de los cónyuges sufre un accidente, o una lesión contra su persona, y a cambio recibe una jugosa indemnización económica? ¿Qué sucede si los cónyuges están unidos mediante el sistema de bienes gananciales? Pues bien, desde Don Divorcio, a través de nuestro despacho Rojano Vera Abogados, queremos explicarles cuáles son sus derechos y que es lo que especifica la legislación vigente. Ante cualquier duda póngase en contacto con nosotros. Los abogados de Don Divorcio, el despacho jurídico de Rojano Vera Abogados, en Málaga, le ofrecerán una primera consulta de 30 minutos gratuita para orientarles. Además, le garantizarán un trabajo eficaz, económico y barato si usted necesita algo más que una primera consulta.

Empecemos pues con el quid de la cuestión.

Desafortunadamente, en nuestro entorno natural es bien sabido que ni nuestro bienestar ni el de nuestros bienes está al cien por cien garantizado. En aquellas ocasiones en las que se puede responsabilizar a un tercero de los daños sufridos en nuestra persona o en nuestras propiedades puede ser exigible una indemnización que repare dichos daños. Alguna de las eventualidades que pueden ocurrir podrían ser: accidente laboral, agresión, despido laboral improcedente, etc… En estas ocasiones cabe preguntarse, ¿qué ocurriría con dicha indemnización en un futuro divorcio o separación si nuestro matrimonio está sujeto al sistema de bienes gananciales? Y en el caso de que dicha indemnización genere unos intereses a abonar, ¿cómo deben entenderse dichos intereses ante el futuro divorcio o separación? Desde DonDivorcio, a través de nuestro despacho Rojano Vera Abogados, situado en Málaga capital, respondemos a estas cuestiones, para su mayor tranquilidad. Ante cualquier duda recuerde que puede aprovechar su primera consulta gratuita, o aprovecharse de nuestro eficaz y económico trabajo, pues si lo desea le llevaremos su caso y seremos muy baratos para su bolsillo.

 Como siempre hemos venido informando en situaciones de divorcio y separación, tanto desde www.dondivorcio.com como en el despacho ROJANO VERA ABOGADOS, de Málaga capital, las indemnizaciones, ya sea por accidentes o por otras circunstancias, tal como establece nuestro Código Civil en su artículo 1346.6º son bienes privativos de cada uno de los cónyuges. De este modo, el resarcimiento por daños causados a la persona de uno de los cónyuges o a sus bienes privativos no forman parte de la masa ganancial en el hipotético caso de una futura liquidación del régimen económico matrimonial y reparto de bienes de un divorcio.

En este sentido, desde Don Divorcio y el despacho malagueño ROJANO VERA ABOGADOS hemos dado la máxima difusión posible entre nuestros clientes a las Sentencias del Tribunal Supremo, en que ha dejado claro que a la vista de este artículo del código Civil, no cabe la aplicación de la presunción de que pueda ser ganancial sobre la cuantía percibida por una indemnización de daños personales, y que por lo tanto, solo tendrá la condición de ganancial si el titular de la indemnización así lo decide y manifiesta positiva y claramente, por lo que solo el cónyuge indemnizado tendrá derecho a este dinero en caso de un futuro divorcio en el momento de la liquidación del régimen económico matrimonial y reparto de bienes.

Pero podemos dar una vuelta de tuerca más a todo este asunto. Desde Don Divorcio y en general a través del despacho jurídico ROJANO VERA ABOGADOS, situado en Málaga capital, queremos dejar claro también que a los intereses de la indemnización no son extensivos los criterios de carácter privativo, o no adscripción al sistema de gananciales que tiene la indemnización por el accidente o daños en la persona u objetos, porque el artículo 1347.2 del mismo texto legal es claro al establecer que “son bienes gananciales los frutos, rentas o intereses que produzcan tanto los bienes privativos como los gananciales”, por lo que los intereses de la indemnización son del matrimonio en gananciales a partes iguales. Es por ello que esta pequeña renta económica si debería ser repartida entre los cónyuges en el caso de un futuro divorcio o separación que llevase consigo una liquidación del régimen económico matrimonial y reparto de bienes del que hablábamos en párrafos anteriores.

Don Divorcio pone a su disposición el despacho ROJANO VERA ABOGADOS, en Málaga, que asesorará a todos los que lo soliciten, tanto clientes como visitantes de nuestra página. Os asesoraremos sobre la legislación actualizada, y la jurisprudencia más reciente sobre todas las cuestiones que nos planteéis. Sobre el tema que nos ocupa, y a título meramente ilustrativo, citaremos dos sentencias que reiteradamente declaran que tienen carácter privativo las indemnizaciones recibidas por haber sufrido daños personales en supuestos de invalidez. Estas son la Sentencia del Tribunal Supremo 29 de mayo de 2001, 14 de enero de 2003 y concretamente en supuestos de indemnizaciones percibidas por razón de un accidente de tráfico la STS 26 de diciembre de 2005. Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros. Recuerda que tu primera consulta de asesoramiento de treinta minutos es gratuita. Además, si te llevamos tu caso, pondremos a tu disposición nuestro equipo de abogados, que realizarán un trabajo eficaz, económico y muy barato para su bolsillo. Si lo desea también puede escribir en nuestro foro las dudas que le surjan, donde uno de nuestros abogados intentará ayudarle a la menor brevedad posible.

Para finalizar, ya que hemos hablado de accidentes e indemnizaciones, desde Don Divorcio os aconsejamos acudir a un profesional para solucionar cuanto antes este tipo de problemas. Es importante saber que, desde ROJANO VERA ABOGADOS, si has sufrido un accidente, somos tu mejor opción, porque buscamos la máxima indemnización en un accidente y sólo cobramos si tú cobras, sin olvidar tu primera visita gratuita, nuestro trabajo eficaz siempre a tu disposición y que no vamos a ir a vaciarte los bolsillos. Nuestra prioridad eres tú, por eso somos económicos y muy baratos.

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)