¿QUÉ TIENE QUE INCLUIR UN CONVENIO REGULADOR?

¿QUÉ TIENE QUE INCLUIR UN CONVENIO REGULADOR?

¿QUÉ TIENE QUE INCLUIR UN CONVENIO REGULADOR?

A menudo nos preguntan por qué es necesario que el convenio regulador recoja tantos puntos. Es muy común que nos digan: “En eso estamos de acuerdo, no hace falta que lo pongamos”. En este caso, respondemos con otra pregunta: ¿Y vais a estar seguros siempre?

Hay que entender dos cosas fundamentales. Primero, hay una serie de extremos que debe recoger el convenio regulador, regulado en el artículo 90 del Código Civil. Segundo, el convenio regulador es un contrato que viene a establecer las futuras medidas económicas y las relativas a los hijos comunes después de la ruptura o separación de la pareja o matrimonio.

 

¿Qué ventaja tiene esto?

Pues que después de ser aprobado judicialmente, de las medidas y acuerdos recogidos en él, se podrá pedir a través del Juzgado que las aprobó, su obligado cumplimiento, por ejemplo, el pago de la pensión de alimentos , o el del régimen de visitas.

Volviendo al contenido del convenio regulador, y como ya hemos dicho, hay unos acuerdos mínimos establecidos por el Código Civil. ¿Y cuáles son? Nuestro convenio regulador tendrá que recoger como mínimo los siguientes:

1) Atribución de la Patria Potestad (generalmente compartida entre ambos progenitores).
2) Régimen de Guarda y Custodia de los hijos menores, y en su caso, el régimen de visitas para el progenitor con el que no suelan convivir.
3) La atribución del uso y de la vivienda familiar.
4) La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como el modo en que se actualizan, y las garantías en caso de ser necesario.
5) La liquidación del régimen económico matrimonial, si procede.
6) La pensión compensatoria que correspondiera satisfacer, en su caso, a uno de los cónyuges.

 

¿Y puede recoger algún acuerdo más?

La respuesta es sí. Podemos recoger cualquier acuerdo referente al resto de bienes del matrimonio, como atribución del uso de una plaza de garaje o trastero, estancias de los menores con sus abuelos, el uso de la segunda vivienda, los vehículos, etc.

 

¿Y se puede modificar el convenio regulador en un futuro?

La respuesta vuelve a ser afirmativa. El convenio regulador acordado entre las partes y aprobado judicialmente, puede modificarse, pero siempre que haya una modificación sustancial de las circunstancias, es decir, que el motivo por el que se adoptó un determinado acuerdo, haya cambiado, no por capricho de uno o de ambos progenitores, y siempre atendiendo al interés de los menores, si la medida a modificar les afecta.

A la hora de redactar el convenio regulador, confía en los abogados de Don Divorcio, que aportarán su larga experiencia en procedimientos de divorcio o separación. Y siempre con el mejor precio, y la primera consulta gratuita.

 

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)
¿QUÉ OTRA FORMA TENGO DE RECLAMAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS?

¿QUÉ OTRA FORMA TENGO DE RECLAMAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS?

¿QUÉ OTRA FORMA TENGO DE RECLAMAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS?

En nuestro anterior artículo: ¿Cómo puedo reclamar la pensión alimenticia? explicábamos cómo reclamar la pensión de alimentos por la vía penal, en el que hemos visto que, a pesar de que puede ser un método bastante eficaz, es bastante lento debido a la saturación de la justicia y la falta de medios. En este artículo vamos a explicar cómo hacerlo por la vía civil, que es más rápida, si no siempre es la más eficaz.

El procedimiento que vamos a explicar, es la Ejecución Forzosa. ¿Qué es esto? Es la posibilidad que ofrece nuestra legislación de ejecutar la sentencia, es decir, forzar al obligado al pago a hacer frente a la obligación establecida de prestar alimentos aprobado en la sentencia judicial, ya sea a través de un convenio regulador aprobado en un procedimiento de mutuo acuerdo o de un procedimiento contencioso.

¿Y cómo ejecuto la sentencia?

En este caso, nuestros expertos en derecho de familia de Rojano Vera Abogados te solicitarán la sentencia y el convenio regulador, además de la documentación que estimen oportuna para el buen fin del procedimiento. A continuación, redactarán la demanda de ejecución en la que detallarán todas las cantidades a reclamar (pensión de alimentos, actualizaciones de dicha pensión si no se hubieran producido, y otras cantidades dejadas de abonar por el obligado), y la remitirán al procurador para que la presente junto con todos los documentos en el juzgado.

Una vez tramitada la demanda en el juzgado, y esta es la mayor diferencia con la vía penal, el Juez dictará un auto por el que se despache ejecución, para que posteriormente el Letrado de la Administración de Justicia dicte decreto procediendo a la ejecución. A partir de ese momento, el obligado al pago, pasa a ser la parte ejecutada, y quien reclama las cantidades pasa a ser la parte ejecutante.

¿Y qué ocurre a partir de que se dicten las dos resoluciones?

A la misma vez que se le da traslado de la demanda de ejecución a la parte ejecutada, se produce el embargo, si hay saldo suficiente, de su cuenta corriente, y en caso contrario, de la nómina que percibiera si está trabajando o de la prestación si estuviera percibiendo alguna. Estas dos medidas suelen ser bastante rápidas, pues generalmente se realiza en menos de seis meses desde que se interpone la demanda, si bien este tiempo puede ser mayor debido a la carga de trabajo que pueda tener el juzgado.

Si no es la primera vez que la parte ejecutada ha dejado de pagar la pensión de alimentos, el Juez podrá establecer que se embargue la nómina por tiempo indefinido para asegurar el pago de dicha pensión, obligando a la empresa a que retenga de la nómina del obligado al pago la cantidad establecida y abonársela directamente a la parte ejecutante.

En caso de que no se pudiera proceder al embargo de la cuenta corriente o de la nómina, o estos no fueran suficiente, se procedería a embargar los bienes de que dispusiera la parte ejecutada, ya sean vehículos o inmuebles. El inconveniente de esta medida, es que además de ser más lenta, acarrea unos costes que se deben de asumir, entre los cuales se encuentran el registro de la propiedad y un tasador para valorar los bienes. Además, tendremos que subastar los bienes y esperar a que alguien los compre para percibir la cantidad adeudada.

¿Se puede oponer la parte ejecutada a la ejecución? 

La respuesta es sí, aunque con una limitación. Sólo se puede oponer si considera que la cantidad debida es errónea o si se están reclamando conceptos que entiende que no está obligado a pagar. En ese caso, la parte ejecutada dispondrá de 10 días para formular su oposición.

Posteriormente, se emplazará a la parte ejecutante para que impugne la oposición o la acepte. En caso de que se impugne, si por alguna de las partes o por el Juez se estima conveniente, se citará a ambos a un juicio para resolver la controversia, siendo el Juez quien dictará sentencia acordando lo que estime ajustado a derecho.

Si no estás percibiendo la pensión de alimentos establecida en el convenio regulador o sentencia de divorcio o separación, nuestros expertos en derecho de familia de Rojano Vera Abogados, te asesorarán sobre la forma más eficaz y económica para ti de reclamarla. Y recuerda que con nosotros la primera consulta es gratuita, y que te daremos el mejor precio y la mejor facilidad de pago.

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)
¿QUÉ OTRA FORMA TENGO DE RECLAMAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS?

¿CÓMO PUEDO RECLAMAR LA PENSIÓN ALIMENTICIA?

¿CÓMO PUEDO RECLAMAR LA PENSIÓN ALIMENTICIA?

Es más frecuente de lo que debería que un progenitor obligado a pagar una pensión de alimentos no cumpla con esta obligación. Surge entonces la duda sobre cual es la mejor forma de reclamarla. Pues bien, para valorar la forma idónea, tendremos que tener en cuenta varios factores:

1) Que el obligado al pago tenga ingresos o bienes suficientes para hacer frente a la obligación.

2) Si es la primera vez que incumple o es reiterativo.

3) Si es necesario asegurarnos de que vaya a seguir cumpliendo con la obligación una vez obtenida la cantidad que reclamamos.

Una vez tenidos en cuenta los tres factores, nuestra legislación nos ofrece tres alternativas. En este artículo nos centraremos en las dos alternativas a utilizar en la vía penal.

Una de las más comunes y extendidas, es acudir a la policía nacional o al Juzgado de guardia y poner una denuncia contra el progenitor obligado al pago. Este método es el más rápido de iniciar (no de resolver) y el más económico, pues no tiene coste alguno para quien denuncia, porque si el Juez o el Fiscal entienden que hay delito, será perseguido de oficio, y lo único que tendremos que hacer es esperar a que el Juzgado nos avise para el día del Juicio.

El inconveniente de interponer denuncia es que no nos enteraremos de qué está sucediendo con el procedimiento, pues la persona denunciante no es parte del procedimiento, sino persona perjudicada. Por tanto, sólo será avisada por el juzgado si hubiera que tomarle declaración o requerirle documentación, o para que comparezca el día del Juicio. También se le comunicará la resolución que ponga fin al procedimiento. Ya sea un auto por el que se acuerde archivar el procedimiento por no haber indicios de delito, o bien la sentencia condenando o absolviendo al obligado al pago.

La otra alternativa para la vía penal, y es la que recomiendan nuestros expertos en derecho de familia de Rojano Vera Abogados, es interponer una querella criminal contra la persona obligada al pago de la pensión de alimentos.

¿Por qué una querella?

Porque es el procedimiento en el que la parte perjudicada puede estar personada, y de este modo saber cómo se desarrolla. Además, y esto es lo más importante, el abogado que lleve el caso, podrá aportar tantas pruebas como estime oportunas, estar en la toma de declaración de la persona obligada al pago y hacerle preguntas que no le harían el Juez o el Fiscal. Sin duda, esto va a contribuir a que sea acusado de delito y por tanto, el progenitor sea llevado a juicio.

También, en el caso de que el Juez o el Fiscal determinaran que no hay delito, podrá interponer los recursos que estime oportunos para que el juzgado siga adelante con el procedimiento.

La ventaja de reclamar la pensión de alimentos por la vía penal, es que la posibilidad de entrar en la cárcel suele ser un elemento disuasorio muy eficaz para que el obligado al pago cumpla con su obligación.

¿Cuál puede ser el mayor inconveniente?

El mayor inconveniente al acudir a esta vía, es que la justicia es lenta debido a la saturación y falta de medios, y un procedimiento penal de reclamación de alimentos puede durar, en condiciones normales, entre dos y cuatro años, y en la mayoría de los casos no es hasta el final del mismo cuando el obligado al pago cumple con su obligación y abona la pensión alimenticia. En otro artículo, explicaremos cómo reclamar la pensión alimenticia de una forma más rápida.

Damos solución a tus problemas 

Si no estás percibiendo la pensión de alimentos establecida en el convenio regulador o sentencia de divorcio o separación, nuestros expertos en derecho de familia de Rojano Vera Abogados, te asesorarán sobre la forma más eficaz y económica para ti de reclamarla. Esperamos que el artículo: ¿Cómo puedo reclamar la pensión alimenticia? os haya servicio de ayuda. Y recuerda que con nosotros la primera consulta es gratuita, y que te daremos el mejor precio y la mejor facilidad de pago.

 

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)
¿QUÉ TIENE QUE INCLUIR UN CONVENIO REGULADOR?

¿Cuándo tengo derecho a la pensión compensatoria?

Cuando se produce una crisis matrimonial, puede ocurrir que una de las partes vea perjudicada su situación respecto a la que tenía con anterioridad a la separación o divorcio. En estos casos, se permite que dicho cónyuge perciba una compensación para mejorar la situación de desequilibrio económico, la cual podrá consistir en una pensión temporal o por tiempo indefinido, o en una prestación única, según se determine en el convenio regulador o en la sentencia que emita el juez. Es la llamada pensión compensatoria.

Como se observa de la definición anterior, la pensión compensatoria es perfectamente indiscriminada, lo que significa que puede ser percibida por cualquiera de los cónyuges. En este sentido, se pretende que aquella parte que ha dedicado su vida a un matrimonio que ha dejado de existir, con independencia de que sea hombre o mujer, y que ha visto perjudicada su posición, pueda compensarla económicamente.

Dicha compensación económica vendrá determinada por los cónyuges en el caso de que hayan conseguido alcanzar un acuerdo o, en caso contrario, el juez, en su sentencia, determinará el importe de la misma. Para dicha valoración, el juez tendrá en cuenta algunos aspectos, como la cualificación profesional y las probabilidades de acceso a un empleo, la dedicación pasada y futura a la familia o la duración del matrimonio y de la convivencia conyugal. Por eso, no surgirá tal derecho cuando ambos tengan bienes propios o ingresos suficientes que les permita mantener un nivel de vida similar al anterior a la crisis matrimonial.

El montante de la pensión se materializa, generalmente, en la percepción de una cantidad periódica y fija de dinero, si bien también es posible que consista en un porcentaje sobre los ingresos obtenidos por el ex cónyuge obligado a abonarla.

Por otro lado, es conveniente señalar la necesidad de existencia de matrimonio previo para que pueda surgir el derecho a la pensión compensatoria. Ello implica, en principio, que las parejas o uniones de hecho no tienen derecho a la percepción de dicha compensación económica. Sin embargo, en algunos supuestos, se admite la llamada pensión reparadora, siempre que la pareja de hecho se encuentre reconocida judicialmente y que realmente exista el desequilibro económico.

Finalmente, es totalmente posible que, en cualquier momento, se acuerde la sustitución de la pensión compensatoria que las partes hayan fijado o que se haya establecido judicialmente, por una renta vitalicia, el usufructo de ciertos bienes o la entrega de un capital en bienes o en dinero.

Por ello, en caso de encontrarse inmerso ante un problema relativo a la pensión compensatoria, puedes contactar con nosotros. En Rojano Vera Abogados estudiaremos las diversas vías posibles y gestionaremos la solución más acorde a su conflicto para encontrar una solución exitosa y profesional.

Para cualquier consulta o aclaración pude contactar con nosotros mediante el teléfono de la parte superior o mediante la web www.rojanoveraabogados.com o www.dondivorcio.com

Mi hijo ya no estudia ni trabaja

Mi hijo ya no estudia ni trabaja

LA EXTINCIÓN DE ALIMENTOS POR MALA CONDUCTA DEL HIJO MAYOR

Son frecuentes los casos en que los padres se separan o divorcian donde hay hijos comunes, pero cada vez más se dan que los hijos mayores perciben la pensión de alimentos establecida por sentencia o convenio regulador mientras no buscan trabajo, no cursan formación académica o ni siquiera se esfuerzan en sus estudios.

Una muestra de ello es la reciente Sentencia de la Sala Civil del Tribunal Supremo (STS 395/2017, de 22 de junio de 2017), donde no solamente se procede a la extinción de la pensión alimenticia que percibía el hijo mayor de edad, sino incluso la contribución al alquiler.

En la sentencia se indica que en el hijo común percibía una alta cantidad en concepto de pensión de alimentos decretada por la sentencia de divorcio de los padres, además del pago del alquiler y gastos relativos a la vivienda que ocupaba el hijo. Normalmente una de las causas para extinguir la pensión de alimentos suele radicar en que precisamente al alcanzar la mayoría de edad el hijo no trabaja pero tampoco continúa con su formación académica. La sentencia de este caso no es exactamente tal precisión, sino que hay particularidades y precisiones que la diferencian: el hijo mayor no trabaja, cursa estudia pero es pésimo estudiante y no se ha esforzado en sacar sus estudios correspondientes a su edad.

El caso particular señala que el hijo sigue conviviendo con su madre, ha conseguido acabar los estudios de la ESO con 20 años, cuando la edad normal está fijado en los 15-16 años, con mal expediente académico. Además, en los años posteriores existen dos años al menos que ni siquiera se había matriculado absolutamente en nada y, una vez se inició este procedimiento judicial, se matriculó sin que constara aprovechamiento por su parte.

En la sentencia referida se dictó la extinción de la pensión de alimentos del hijo mayor. Por lo tanto, la particularidad de este asunto que ya venía recogida en el propio artículo 152 del Código Civil no es por no trabajar ni estudiar, sino por la propia mala conducta del hijo mayor o falta de aplicación al trabajo.

Pero estos casos donde el hijo mayor de edad no solamente no trabaja ni estudia, conocido como ni-ni, no es causa única de las extinciones de alimentos, sino como se ha podido explicar hay otras causas recogidas en el precepto 152 del Código Civil que permiten que la extinción se produzca, evitando la situación de aprovechamiento, perpetuidad y dependencia económica «vitalicia» del hijo. Cada vez hay más sentencias que recogen casos similares donde se pronuncian a favor de la extinción de alimentos.

Si eres separado/a o divorciado/a, tienes hijos mayores de edad en similares situación y quieres acabar de una vez con esta situación, requiriendo modificación de medidas por este u otro motivo, póngase en contacto con nosotros. Los abogados expertos en derecho de familia de Don Divorcio analizarán y estudiarán las distintas alternativas y soluciones posibles a su caso particular, defendiendo sus intereses con rigor y celeridad.

 

Para cualquier consulta o aclaración pude contactar con nosotros mediante el teléfono de la parte superior o mediante la web www.rojanoveraabogados.com o www.dondivorcio.com