QUIERO CAMBIAR A MI HIJO DE COLEGIO

A menudo, a los profesionales de Don Divorcio nos llegan padres y madres con esta cuestión. No se ponen de acuerdo con el otro progenitor sobre a qué colegio deben acudir sus hijos. El problema generalmente se plantea cuando hay cambio de domicilio de alguno de los progenitores, o en el paso de primaria a secundaria o de esta al bachillerato. También en el caso de que uno de los progenitores desee que sus hijos vayan a un colegio privado y el otro no, ya sea por no verlo necesario o por motivos económicos.

En este caso, nos encontramos en una discrepancia en cuanto al ejercicio conjunto de la patria potestad . Está, según lo establecido en el artículo 156 del Código Civil, se ejercerá conjuntamente por uno de los progenitores, o por uno de ellos con el consentimiento del otro, en términos generales. En caso de discrepancia, se podrá acudir al Juzgado para dirimir la cuestión.

¿Y en base a qué criterios decide el Juez? Pues va a depender principalmente de la motivación para el cambio de colegio. En el caso de las circunstancias laborales del progenitor custodio (en caso de custodia monoparental), no es lo mismo que sean forzadas, por ejemplo causadas por un despido, o que sean simplemente por un cambio de trabajo.

En otros casos, el Juez tendrá en cuenta factores como el tiempo que llevan los menores matriculados en el centro o la distancia de éste al domicilio donde residan. Hay que tener en cuenta que los menores acaban teniendo vinculación con el centro educativo, principalmente por los amigos que ya tienen en él. 

En el caso de matriculación en colegios privados, habrá que tener en cuenta el motivo para tal decisión. También es importante valorar la capacidad económica de ambos progenitores.

Pero por encima de todas las motivaciones para el cambio de centro escolar, hay que tener en cuenta el interés superior de los menores. No podemos olvidar, que en los procedimientos de divorcio, separación o medidas paterno-filiales, y tras los mismos, los que más sufren las consecuencias de las discrepancias en los progenitores son los hijos. Estos, a menudo, son utilizados como armas arrojadizas o monedas de cambio, generalmente para tratar de imponer la idea de uno de los progenitores, o para dañar al otro.

Ante esta y cualquier otra cuestión en el ejercicio conjunto de la patria potestad, los profesionales de Don Divorcio le ayudaremos a buscar la mejor solución. Recuerde que la primera consulta es gratuita, y en ella le ofreceremos todas las alternativas posibles.

 

¿Te ha sido útil el artículo? Compártelo a otros si crees que podría ayudarles y déjanos comentarios en la noticia o en las Redes Sociales.

Puedes ver más noticias y artículos en el Blog de DonDivorcio.com el camino a tu solución.

 

Compartelo: