¿DEBO SEGUIR PASANDO LA MANUTENCIÓN SI MI HIJO/A SE NIEGA A VERME?

¿DEBO SEGUIR PASANDO LA MANUTENCIÓN SI MI HIJO/A SE NIEGA A VERME?

Más de un padre o madre se ha preguntado esto muchas veces, pues a pesar de que su hijo o hija mayor de edad no quiere verlo, sigue teniendo la obligación de pasar la manutención al progenitor custodio o a su hijo o hija directamente (según lo establecido en sentencia o convenio regulador).

No es nada nuevo que un hijo o hija no se relacione con su padre o su madre, incluso aunque sus progenitores sigan siendo pareja, pero un problema cada vez más acuciado en la realidad social que vivimos, es que muchas parejas, casadas o no, se rompen, se crean nuevas familias, se establecen custodias a favor del padre o de la madre indistintamente, o incluso compartidas, y estas mismas custodias, por circunstancias sobrevenidas, se modifican.

En estas circunstancias, se pueden crear conflictos entre los hijos y alguno de los progenitores, bien por un conflicto de lealtades hacia el/la progenitor/a custodio/a, bien por enfrentamiento directo entre estos por diversos motivos, llegando incluso a romperse completamente la relación entre el padre o madre y el hijo o hija.

Pues bien, el Tribunal Supremo, en sentencia del pasado 19 de febrero, viene a poner fin al problema planteado, estableciendo que es motivo de extinción de la pensión alimenticia el hecho de que no exista ningún tipo de relación entre el progenitor y el hijo o hijos, pero siempre que la causa de esa ausencia de relación sea imputable exclusivamente al hijo o hijos.

En el caso de la sentencia indicada, los hijos del demandante, intervinieron en el juicio ante el juzgado de familia como testigos. En su interrogatorio, el hijo reconoció que llevaba 10 años sin contactar con su padre y que no ha intentado ponerse en contacto con él, e incluso llegó a impedir que su padre tuviera acceso a información de su rendimiento académico. Por su parte, su hija afirmó que no veía a su padre desde hacía 8 y proclamaba que no tenía interés en volver a verle.

Ante tales interrogatorios, el juzgado de familia estimó la demanda de modificación de medidas y extinguió la obligación del padre de abonar la pensión alimenticia. Recurrida la sentencia, la Audiencia Provincial de Madrid, desestimó el recurso confirmando la sentencia de la primera instancia.

La demandada recurrió en casación ante el Tribunal Supremo, que viendo justificada la necesidad de establecer jurisprudencia sobre el problema jurídico, en base a la realidad social actual, admitió a trámite el recurso.

Para poder fundamentar la sentencia, el Alto Tribunal, utilizando el argumento de la Audiencia Provincial, que cita el artículo 152 del Código Civil, que en su punto cuarto dispone que cesará la obligación de dar alimentos «Cuando el alimentista, sea o no heredero forzoso, hubiese cometido alguna falta de las que dan lugar a la desheredación».

Esto último hay que ponerlo en relación con los artículos 853 y 756 del CC, que hablan sobre las causas de desheredación. ¿Por qué relacionar la extinción de la pensión alimenticia con las causas de desheredación? Ante esto, el Tribunal Supremo recurre al Código Civil Catalán, que introdujo en su artículo 451-17, apartado e), como causa de desheredación, la ausencia manifiesta y continuada de relación familiar entre el causante y el legitimario (quien recibe la herencia), si es por causa exclusivamente imputable al legitimario.

Igualmente, el Código Civil Catalán prevé en su artículo 237-13, igual que el Código Civil, que la obligación de prestar alimentos se extingue por el hecho de que el alimentado incurra en alguna causa de desheredación.

Ante todo esto, el Alto Tribunal, por analogía, integra en el artículo 853 del Código Civil, por vía de interpretación flexible la causa de desheredación, haciendo hincapié en que la ausencia de relación sea exclusivamente imputable al hijo o hijos del obligado a prestar alimentos.

En su Sentencia, el Tribunal Supremo, estima el recurso de Casación, pues entiende que la sentencia del juzgado de familia no da por probada que la ausencia de relación sea exclusivamente imputable al hijo o hijos, al establecer que la interpretación de la causa de extinción de la pensión alimenticia ha de ser restrictiva, y la prueba rigurosa, circunstancias que no concurren en la sentencia de la primera instancia.

Los abogados de Don Divorcio te asesorarán cómo pedir la extinción de la pensión de alimentos si concurren las circunstancias de esta sentencia, y en el caso de que no, si hay otras circunstancias que te lo permitan. Recuerda que con nosotros la primera consulta es gratuita. 

Para cualquier consulta o aclaración pude contactar con nosotros mediante el teléfono de la parte superior o mediante la web www.rojanovera.com o www.dondivorcio.com

divorcio express, divorcio online, divorcio barato, separacionRojano Vera Abogados Málaga

Custodia compartida 2019 Realidad

Custodia compartida 2019 Realidad


Custodia compartida 2019 realidad

DonDivorcio analiza la corriente de la más reciente jurisprudencia del Tribunal Supremo que está haciendo que cada vez sea más factible que se incrementen los casos de guarda y custodia compartida 2019 realidad.

A este cambio está contribuyendo la actualización de la legislación aplicable, como la reforma que implementa la Ley de Jurisdicción Voluntaria, así la ley 15/2005 de 8 de julio fue un hito en este camino, si bien no ha alcanzado a representar un número significativo de casos de custodia compartida, de hecho el Tribunal Supremo desde 2013 viene estableciendo en sus sentencias que el art. 92 del CC establece que la custodia compartida no es una situación excepcional, sino que más bien al contrario es lo deseable.

A pesar de esta modificación normativa la concesión de custodias compartidas sigue siendo residual, no alcanzando siquiera el 18 por ciento.

En DonDivorcio una marca registrada de Rojano Vera Abogados percibimos que la promesa de una ley de Corresponsabilidad parental ha quedado en el tintero dejando la responsabilidad el poder legislativo al judicial sobre la apretura de facto a la custodia compartida.

Pero no acaba ahí el freno al desarrollo de la custodia compartida para su implantación social, no en vano el Tribunal Supremo en su sentencia 194/2016 de 29 de marzo insta a las Audiencia Provinciales a que respeten la Jurisprudencia del Alto Tribunal en aras de la seguridad jurídica, y lo hace dando un importante varapalo a la A.P. de Madrid.

Para el Departamento de Derecho de Familia de DonDivorcio, la necesidad de justificar mínimamente la conveniencia de la custodia compartida no es un obstáculo insalvable, o excusa suficiente para evitar su implantación y establecimiento como modelo principal y no subsidiario de la custodia monoparental generalmente a favor de la madre.

Si analizamos nuestro sistema en el marco comparativo de los países más avanzados de Europa se puede apreciar fácilmente que no suele otorgarse la custodia monoparental tan fácilmente al progenitor que carece de recursos propios en detrimento de las posibilidades de desarrollo psicológico, social y por supuesto económico que supone para los menores disponer de las figuras materna y paterna en corresponsabilidad parental, es decir, con la custodia compartida.

Para conceder la custodia a la madre por entender que existe una conflictividad muy desproporcionada ente los progenitores, de forma que pueda incidir negativamente en el desarrollo del menor debe quedar bien acreditada y obviamente no otorgarse la custodia al principal causante de los disturbios, como por ejemplo el hecho de que la mujer hubiese sido condenada por una falta de coacciones tras una denuncia de su marido por haber cambiado la cerradura de la vivienda familiar.

Frecuentemente mediante la marca Dondivorcio.com hay familias que deciden hacer su divorcio low cost o divorcio express, otorgándose la custodia compartida de mutuo acuerdo entre los progenitores, de forma amistosa, y si no es posible, el T.S. admite que se dé la custodia compartida cuando existen divergencias razonables entre los progenitores y lo hace de este modo:

“para la adopción del sistema de custodia compartida no se exige un acuerdo sin fisuras, sino una actitud razonable y eficiente en orden al desarrollo del menor, así como unas habilidades para el diálogo y siempre que haya entre los padres una relación de mutuo respeto que permita la adopción actitudes y conductas que beneficien al menor”, que no perturben su desarrollo emocional y que a pesar del divorcio o la separación de los progenitores se mantenga un marco familiar compatible con el desarrollo de su personalidad.

Es reseñable la sentencia de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo de fecha 29 de marzo de 2016 (sentencia número 194/2016, ponente señor Seijas Quintana), en la que reitera su la doctrina sobre que la custodia compartida de los hijos menores debe ser el sistema normal y deseable tras la separación de los progenitores, pero es de singular importancia el “tirón de orejas que da a la Audiencia Provincial sobre el riesgo que supone para la seguridad jurídica desatender esta jurisprudencia. Dice así su tenor literal de la Sala, la sentencia de 24 de febrero de 2015 de la Sección 22.ª de la Audiencia Provincial de Madrid:

La sentencia, ciertamente, desconoce, como si no existiera, la doctrina de esta Sala y pone en evidente riesgo la seguridad jurídica de un sistema necesitado una solución homogénea por parte de los Tribunales a los asuntos similares.

La sentencia no solo desconoce la jurisprudencia de esta Sala sobre la guarda y custodia compartida, sino que más allá de lo que recoge la normativa nacional e internacional sobre el interés del menor, resuelve el caso sin una referencia concreta a éste, de siete años de edad, manteniendo la guarda exclusiva de la madre y dejando vacío de contenido el artículo 92 CC en tanto en cuanto de los hechos probados se desprende la ausencia de circunstancias negativas que lo impidan.

 

En DonDivorcio vemos frecuentemente en los juzgados de primera instancia se da la atribución del uso de la vivienda a uno solo de los progenitores, lo que no tiene sentido para nosotros es que no se pondere en el derecho o prestación a la pensión de alimentos esta atribución:

La STS 368/2014, de 2 de julio de 2014 estableció el régimen de custodia compartida sobre dos menores, dejando pendiente para la ejecución de la misma los periodos de estancia, convivencia y alimentos de los menores con cada uno de los progenitores, si bien estableció las siguientes bases:

1.ª Se procurará que la convivencia con cada progenitor sea lo menos distorsionadora posible en relación a la escolarización de los niños.

2.ª El progenitor que no tenga consigo a los hijos y durante el período de convivencia con el otro progenitor, gozará de un amplio derecho de visitas.

3.ª No se podrá separar a los dos hermanos.

4.ª Se establecerá la contribución de cada progenitor a los alimentos de los menores, en el que deberá computarse la atribución del uso del domicilio que fue conyugal y la dedicación personal de cada progenitor a la atención y cuidado de los hijos.

5.ª Estas medidas se tomarán previa audiencia de los progenitores y del Ministerio Fiscal.

Por fin el Tribunal Supremo establece claramente que debe ponderarse la atribución del uso de la vivienda familiar a la hora de calcular y establecer la pensión de alimentos, lo cual implícitamente supone la aceptación de que pueda atribuirse el uso a uno de los progenitores, si bien puede darse la aplicación primer párrafo del artículo 96, la aplicación del segundo o bien llegar a liquidación del inmueble.

Artículo 96

En defecto de acuerdo de los cónyuges aprobado por el Juez, el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario en ella corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden.

Cuando algunos de los hijos queden en la compañía de uno y los restantes en la del otro, el Juez resolverá lo procedente.

No habiendo hijos, podrá acordarse que el uso de tales bienes, por el tiempo que prudencialmente se fije, corresponda al cónyuge no titular, siempre que, atendidas las circunstancias, lo hicieran aconsejable y su interés fuera el más necesitado de protección.

Para disponer de la vivienda y bienes indicados cuyo uso corresponda al cónyuge no titular se requerirá el consentimiento de ambas partes o, en su caso, autorización judicial.

 

En DonDivorcio somos muy dados a reseñar la STS 465/2015, de 9 de septiembre de 2015, en la que el Tribunal mantiene la atribución que el juzgado hizo al padre de la vivienda al considerar que ostentaba el interés más digno de protección. Sin embargo el Tribunal resuelve que:

“no consta la necesidad de que al padre se le atribuya la vivienda familiar “sine die”

” por lo que «se fija un plazo de tres años durante el cual el padre podrá hacer uso de la vivienda familiar y garaje, tras el que deberá abandonarla, salvo pacto entre las partes, quedando integrada la vivienda y el garaje en el proceso de disolución y liquidación de la sociedad de gananciales“.

En la Custodia Compartida la Sentencia 571/2015, de 14 de octubre de 2015 estableció que:

“A falta de acuerdo, el reparto del tiempo de custodia será semanal y satisfarán directamente los alimentos del menor en su propio domicilio, abonando los gastos ordinarios y extraordinarios al 50%.”

Del mismo modo existen sentencias posteriores en idéntico sentido.

Si bien en la sentencia 55/2016, de 11 de febrero de 2016 el TS ha establecido que:

la guarda y custodia compartida no exime del pago de la pensión de alimentos si existe desproporción entre los ingresos de ambos cónyuges,” y rechaza que esa pensión pueda limitarse temporalmente.

Hay parámetros a tener en cuenta a la hora de la atribución de la guarda y custodia compartida como son la distancia entre los domicilios de los progenitores, o las que establece el art. 92.7 CC El artículo 92.7 del Código Civil, establece que no procederá la guarda y custodia conjunta cuando cualquiera de los padres está incurso en un proceso penal incoado por atentar contra la vida física, la libertad, la integridad moral o la libertad o indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos. Tampoco procederá cuando el Juez advierta, de las alegaciones de los padres y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica.

Para cualquier consulta o aclaración pude contactar con nosotros mediante el teléfono de la parte superior o mediante la web www.dondivorcio.com

divorcio express, divorcio online, divorcio barato, separacion

 

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)
¿DEBO SEGUIR PASANDO LA MANUTENCIÓN SI MI HIJO/A SE NIEGA A VERME?

¿Qué efectos sufre un hijo a causa de un divorcio?

Los hijos no son palomas mensajeras en separaciones o divorcios

 

Son cada vez más frecuentes los casos en que una pareja o matrimonio deciden poner fin a su relación, produciéndose el cese de la convivencia o la ruptura matrimonial, ya sea por separación o por divorcio. En medio de esta situación suele haber en la mayoría de los casos algún hijo o hija menor de edad. Cuando estas separaciones o divorcios se realizan de manera consensuada entre ambos progenitores, con un convenio regulador adecuado respecto de los menores implicados, es poco frecuente que exista algún tipo de problemática.

En cambio, en los casos en que esa separación o divorcio es conflictivo, suele discutirse la guarda y custodia de los hijos menores, la pensión de alimentos, el régimen de visitas y puestos a discutir… cualquier otro asunto que sirva para no llegar a un punto de encuentro. En dicha situación alguno o incluso ambos progenitores, al pretender conseguir determinados resultados o condiciones, «utilizan» al menor conduciéndolo a ponerse en contra del otro progenitor. Sirva de ejemplo una frase como «Tu papá o tu mamá no te quiere lo suficiente, ya que si te quisiera tanto te daría más dinero mensual», “Dile a tu papá o tu mamá que tiene que darte dinero para tus… libros, zapatos, uniforme, gafas, dentista….”.

Esta manipulación puede acabar produciendo diversos efectos psicológicos y médicos en el menor, como son: cambios en su carácter, personalidad o relación, falta de apetito, disminución en el rendimiento de los estudios, problemas de concentración, somatización de enfermedades, depresión u otros problemas nerviosos o psicológicos.

Esta manipulación del hijo menor no solamente se extiende a asuntos que afectan al mismo, sino también a otros intereses particulares del otro progenitor como son los asuntos de la fijación de la cuantía de pensión compensatoria, la atribución de la vivienda u otras cuestiones que pueden surgir tanto en el procedimiento inicial como en una posterior modificación de medidas. No se limita exclusivamente a asuntos económicos, sino que por resentimiento de uno de los progenitores hacia el otro, a veces se convierte al menor en un mensajero o transmisor del progenitor, que a la postre fomenta un rechazo al progenitor al que se dirigen los mensajes. De esta forma el progenitor que sufre el rechazo de su hijo se encuentra abocado a una situación de frustración de la que resulta difícil de salir y de resultados impredecibles.

Volviendo a la figura del menor, en estos casos hablamos de que se produce un Síndrome de Alienación Parental, que se da cuando uno de los progenitores utiliza y manipula a su hijo menor de edad para que rechace al otro progenitor hasta conseguirle inculcar una imagen o apariencia no real, sino ficticia, de ese progenitor, haciéndole ver que es el malo al que hay que rechazar, mientras que se crea una apariencia de que quien está manipulando al menor es el bueno y es quien debe ser apoyado.

Las consecuencias legales en caso de acreditarse la manipulación mediante las pertinentes pruebas y valoraciones de profesionales, hacen que pueda haber graves consecuencias, destacando las siguientes:

– La retirada de la patria potestad o guarda y custodia.

– Alterar el régimen de visitas previamente establecido.

– Realizar el régimen de visitas acompañado con otro familiar o persona, siendo estas visitas vigiladas y supervisadas.

Teniendo claro que el interés del menor debe ser el objetivo principal en este tipo de procesos, desde el despacho Rojano Vera Abogados abogamos porque en asuntos conflictivos de las parejas o matrimonios, no se utilicen a los hijos menores para transmitir lo que el otro progenitor pretenda lograr u obtener, así como por mantener a los hijos fuera del conflicto entre las partes.

Por todo ello, si necesitas asesoramiento o defensa judicial relativo a asuntos de derecho de familia, haya o no menores, contacte con nosotros. En Rojano Vera Abogados encontrarás un grupo de abogados especializado en estos temas, que estudiarán tu caso y te ayudarán a solventar tus problemas.

 

Para cualquier consulta o aclaración pude contactar con nosotros mediante el teléfono de la parte superior o mediante la web www.rojanovera.com o www.dondivorcio.com

Aprovechar la estancia para pedir caprichos a papa

Aprovechar la estancia para pedir caprichos a papa

El Padre Tarjeta

La figura paterna en las relaciones de las familias en que los padres se han divorciado o separado generan situaciones muy variopintas, pero en muchos de los casos en que la custodia queda en favor de uno de los cónyuges, relegando al otro a un mero visitador, alguien tangencial a la vida de los menores durante toda su infancia y adolescencia, facilita que esa relación vaya enfriándose paulatinamente hasta relegar al papá de fines de semanas alternos a alguien a quién hay que aprovechar las estancias con él para pedir todos aquellos caprichos que no se pueden permitir los menores en su día a día con el progenitor custodio, labrándose así  poco a poco la figura del «padre tarjeta o padre monedero».

Sucediendo conversaciones tan triviales como:

  • ¿Qué tal te ha ido la semana hija?
  • Pues muy bien papá, de hecho he visto un bolso que quiero ir a ver contigo para que me lo compres, o bien pero estoy algo triste porque mis amigas se van de viaje el fin de semana que viene y no tengo dinero para irme con ellas, y necesito que me los prestes, o me lo des porque yo te quiero mucho…

¡En fín!, ¿Os suena?

Pues eso es en el mejor de los casos, porque si no les concedes sus caprichos te arriesgas a los primeros síntomas de un síndrome de alienación parental en estado leve, como lo siguiente:

  • ¿Que tu padre no te ha dado el dinero para irte el fin de semana con tus amigas?
  • ¿Con la «M» de pensión que te pasa y lo que gana? Para ti nunca tiene pero para irse de viaje con su «amiguita» pagándoselo todo, para eso tiene de sobra. ¿Pues sabes lo que te digo? que me alegro, para que lo vayas conociendo bien.

El padre tarjeta es la versión más ligera del síndrome de alienación parental, es la punta del ICEBERG que supone el fracaso del sistema de gestión de las concesiones de custodias en nuestro país.

El padre tarjeta, es tan solo el final de los finales, que es el mismo repetido, como diría Sabina; y con tanto ruido no escuchamos el final, que no es otro en este caso que el desapego, el desafecto y el distanciamiento entre los progenitores no custodios y los hijos.

En Rojano Vera Abogados te ayudamos a conseguir la custodia compartida, que es un compromiso social por la igualdad de género efectiva entre padres y madres.

En  www.DonDivorcio.com conocerás nuestros servicios al mejor precio del mercado, y contando con los profesionales más cualificados para ayudarte.

 

 

Síndrome de Alienación Parental

Síndrome de Alienación Parental

EL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL

 

El Síndrome de Alienación ParentalSAP  se produce cuando uno de los progenitores, de diferentes modos intenta influir en la conciencia de los hijos para perjudicar, obstaculizar o destruir sus vínculos afectivos de los menores con el otro progenitor.

Este síndrome da con cierta frecuencia en los procesos de divorcio y separación de los progenitores, puesto que el progenitor que quiere quedarse con la custodia de los hijos, intenta poner en contra a los menores para que no quieran irse con el otro progenitor.

Hay muchas formas de crear el síndrome de alienación parental, tales como hacer comentarios desvalorizando al otro cónyuge, criticarlo e incluso llegar a insultarlo y mentir sobre la causa de por qué no va un día a recoger a los hijos e incluso premiar al hijo cuando rechace al otro progenitor, o dando algún refuerzo positivo cada vez que el menor tiene una mala actitud con el otro cónyuge, (que habitualmente suele ser el padre), llegando en muchas ocasiones a impedir la relación de los hijos con el otro progenitor, y un sin fin de otros modos imaginables.

¿Cómo detectamos el SAP en dondivorcio.com?

Lo primero es tener una conversación con los menores., y luego si existen indicios como los que más abajo explicamos, hay que tratar a los menores, hablar con ellos y averiguar si existen explicaciones incoherentes de su actitud con el «progenitor no custodio/el padre», y ver si justifican el rechazo utilizando palabras que no son normales para su edad, como por ejemplo decir del progenitor que es «un mal padre porque no paga la pensión porque no quiere», en el supuesto de ser falso, o «es un maltratador porque me regaña mucho sin motivos», siempre teniendo presente que es difícil determinar en ocasiones cuales son los límites para reconocer a un Síndrome de Alienación Parental.

Los progenitores que actúan produciendo un SAP, lo que hacen inculcar en los hijos prejuicios, modificando sus percepciones, y por tanto alterando psicológicamente sus conductas, que luego repercuten muy negativamente sobre los mismos. Por ello, dependiendo del menor, estas conductas se exteriorizan en forma de timidez, violencia, frustración, manipulación de los hijos hacia los padres, llegando a romper toda la relación con los progenitores, e incluso que degenerando el SAP en que realicen pequeños actos delictivos los menores.

¿Por qué acudir cuanto antes a dondivorcio.com?

Porque en Don Divorcio, además de unos precios muy baratos por nuestros servicios, gracias a nuestros abogados especialistas en derecho de familia, abordamos perfectamente todas estas conductas que pueden ocasionar el SAP a su hijo.

De modo, que si detectas que pueda estar produciéndose un síndrome de alienación parental en tu hijo, no dudes en contactar con nosotros, para que nuestros abogados, con la asistencia de nuestros psicólogos, si fuera necesario, puedan dar las pautas a seguir con tus hijos o con tu ex-pareja para evitar que la situación empeore, siempre en atención al interés superior de tus hijos, porque aprender a amar a los padres independientemente de la situación de la pareja es una de las mejores enseñanzas que le puedes dejar a tus hijos, y un resorte para el mantenimiento de las familias, de forma que puedan reestructurarse en nuevas unidades minimizando los traumas infantiles.

Si quieres saber más sobre el Síndrome de alienación parental no dudes en visitar nuestras instalaciones o consultar nuestro vídeo en Youtube en la página web, o en el canal de Rojano Vera Abogados.