¿QUÉ TIENE QUE INCLUIR UN CONVENIO REGULADOR?

¿QUÉ TIENE QUE INCLUIR UN CONVENIO REGULADOR?

¿QUÉ TIENE QUE INCLUIR UN CONVENIO REGULADOR?

A menudo nos preguntan por qué es necesario que el convenio regulador recoja tantos puntos. Es muy común que nos digan: “En eso estamos de acuerdo, no hace falta que lo pongamos”. En este caso, respondemos con otra pregunta: ¿Y vais a estar seguros siempre?

Hay que entender dos cosas fundamentales. Primero, hay una serie de extremos que debe recoger el convenio regulador, regulado en el artículo 90 del Código Civil. Segundo, el convenio regulador es un contrato que viene a establecer las futuras medidas económicas y las relativas a los hijos comunes después de la ruptura o separación de la pareja o matrimonio.

 

¿Qué ventaja tiene esto?

Pues que después de ser aprobado judicialmente, de las medidas y acuerdos recogidos en él, se podrá pedir a través del Juzgado que las aprobó, su obligado cumplimiento, por ejemplo, el pago de la pensión de alimentos , o el del régimen de visitas.

Volviendo al contenido del convenio regulador, y como ya hemos dicho, hay unos acuerdos mínimos establecidos por el Código Civil. ¿Y cuáles son? Nuestro convenio regulador tendrá que recoger como mínimo los siguientes:

1) Atribución de la Patria Potestad (generalmente compartida entre ambos progenitores).
2) Régimen de Guarda y Custodia de los hijos menores, y en su caso, el régimen de visitas para el progenitor con el que no suelan convivir.
3) La atribución del uso y de la vivienda familiar.
4) La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como el modo en que se actualizan, y las garantías en caso de ser necesario.
5) La liquidación del régimen económico matrimonial, si procede.
6) La pensión compensatoria que correspondiera satisfacer, en su caso, a uno de los cónyuges.

 

¿Y puede recoger algún acuerdo más?

La respuesta es sí. Podemos recoger cualquier acuerdo referente al resto de bienes del matrimonio, como atribución del uso de una plaza de garaje o trastero, estancias de los menores con sus abuelos, el uso de la segunda vivienda, los vehículos, etc.

 

¿Y se puede modificar el convenio regulador en un futuro?

La respuesta vuelve a ser afirmativa. El convenio regulador acordado entre las partes y aprobado judicialmente, puede modificarse, pero siempre que haya una modificación sustancial de las circunstancias, es decir, que el motivo por el que se adoptó un determinado acuerdo, haya cambiado, no por capricho de uno o de ambos progenitores, y siempre atendiendo al interés de los menores, si la medida a modificar les afecta.

A la hora de redactar el convenio regulador, confía en los abogados de Don Divorcio, que aportarán su larga experiencia en procedimientos de divorcio o separación. Y siempre con el mejor precio, y la primera consulta gratuita.

 

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)
¿QUÉ OTRA FORMA TENGO DE RECLAMAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS?

¿QUÉ OTRA FORMA TENGO DE RECLAMAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS?

¿QUÉ OTRA FORMA TENGO DE RECLAMAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS?

En nuestro anterior artículo: ¿Cómo puedo reclamar la pensión alimenticia? explicábamos cómo reclamar la pensión de alimentos por la vía penal, en el que hemos visto que, a pesar de que puede ser un método bastante eficaz, es bastante lento debido a la saturación de la justicia y la falta de medios. En este artículo vamos a explicar cómo hacerlo por la vía civil, que es más rápida, si no siempre es la más eficaz.

El procedimiento que vamos a explicar, es la Ejecución Forzosa. ¿Qué es esto? Es la posibilidad que ofrece nuestra legislación de ejecutar la sentencia, es decir, forzar al obligado al pago a hacer frente a la obligación establecida de prestar alimentos aprobado en la sentencia judicial, ya sea a través de un convenio regulador aprobado en un procedimiento de mutuo acuerdo o de un procedimiento contencioso.

¿Y cómo ejecuto la sentencia?

En este caso, nuestros expertos en derecho de familia de Rojano Vera Abogados te solicitarán la sentencia y el convenio regulador, además de la documentación que estimen oportuna para el buen fin del procedimiento. A continuación, redactarán la demanda de ejecución en la que detallarán todas las cantidades a reclamar (pensión de alimentos, actualizaciones de dicha pensión si no se hubieran producido, y otras cantidades dejadas de abonar por el obligado), y la remitirán al procurador para que la presente junto con todos los documentos en el juzgado.

Una vez tramitada la demanda en el juzgado, y esta es la mayor diferencia con la vía penal, el Juez dictará un auto por el que se despache ejecución, para que posteriormente el Letrado de la Administración de Justicia dicte decreto procediendo a la ejecución. A partir de ese momento, el obligado al pago, pasa a ser la parte ejecutada, y quien reclama las cantidades pasa a ser la parte ejecutante.

¿Y qué ocurre a partir de que se dicten las dos resoluciones?

A la misma vez que se le da traslado de la demanda de ejecución a la parte ejecutada, se produce el embargo, si hay saldo suficiente, de su cuenta corriente, y en caso contrario, de la nómina que percibiera si está trabajando o de la prestación si estuviera percibiendo alguna. Estas dos medidas suelen ser bastante rápidas, pues generalmente se realiza en menos de seis meses desde que se interpone la demanda, si bien este tiempo puede ser mayor debido a la carga de trabajo que pueda tener el juzgado.

Si no es la primera vez que la parte ejecutada ha dejado de pagar la pensión de alimentos, el Juez podrá establecer que se embargue la nómina por tiempo indefinido para asegurar el pago de dicha pensión, obligando a la empresa a que retenga de la nómina del obligado al pago la cantidad establecida y abonársela directamente a la parte ejecutante.

En caso de que no se pudiera proceder al embargo de la cuenta corriente o de la nómina, o estos no fueran suficiente, se procedería a embargar los bienes de que dispusiera la parte ejecutada, ya sean vehículos o inmuebles. El inconveniente de esta medida, es que además de ser más lenta, acarrea unos costes que se deben de asumir, entre los cuales se encuentran el registro de la propiedad y un tasador para valorar los bienes. Además, tendremos que subastar los bienes y esperar a que alguien los compre para percibir la cantidad adeudada.

¿Se puede oponer la parte ejecutada a la ejecución? 

La respuesta es sí, aunque con una limitación. Sólo se puede oponer si considera que la cantidad debida es errónea o si se están reclamando conceptos que entiende que no está obligado a pagar. En ese caso, la parte ejecutada dispondrá de 10 días para formular su oposición.

Posteriormente, se emplazará a la parte ejecutante para que impugne la oposición o la acepte. En caso de que se impugne, si por alguna de las partes o por el Juez se estima conveniente, se citará a ambos a un juicio para resolver la controversia, siendo el Juez quien dictará sentencia acordando lo que estime ajustado a derecho.

Si no estás percibiendo la pensión de alimentos establecida en el convenio regulador o sentencia de divorcio o separación, nuestros expertos en derecho de familia de Rojano Vera Abogados, te asesorarán sobre la forma más eficaz y económica para ti de reclamarla. Y recuerda que con nosotros la primera consulta es gratuita, y que te daremos el mejor precio y la mejor facilidad de pago.

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)
¿QUÉ OTRA FORMA TENGO DE RECLAMAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS?

¿CÓMO PUEDO RECLAMAR LA PENSIÓN ALIMENTICIA?

¿CÓMO PUEDO RECLAMAR LA PENSIÓN ALIMENTICIA?

Es más frecuente de lo que debería que un progenitor obligado a pagar una pensión de alimentos no cumpla con esta obligación. Surge entonces la duda sobre cual es la mejor forma de reclamarla. Pues bien, para valorar la forma idónea, tendremos que tener en cuenta varios factores:

1) Que el obligado al pago tenga ingresos o bienes suficientes para hacer frente a la obligación.

2) Si es la primera vez que incumple o es reiterativo.

3) Si es necesario asegurarnos de que vaya a seguir cumpliendo con la obligación una vez obtenida la cantidad que reclamamos.

Una vez tenidos en cuenta los tres factores, nuestra legislación nos ofrece tres alternativas. En este artículo nos centraremos en las dos alternativas a utilizar en la vía penal.

Una de las más comunes y extendidas, es acudir a la policía nacional o al Juzgado de guardia y poner una denuncia contra el progenitor obligado al pago. Este método es el más rápido de iniciar (no de resolver) y el más económico, pues no tiene coste alguno para quien denuncia, porque si el Juez o el Fiscal entienden que hay delito, será perseguido de oficio, y lo único que tendremos que hacer es esperar a que el Juzgado nos avise para el día del Juicio.

El inconveniente de interponer denuncia es que no nos enteraremos de qué está sucediendo con el procedimiento, pues la persona denunciante no es parte del procedimiento, sino persona perjudicada. Por tanto, sólo será avisada por el juzgado si hubiera que tomarle declaración o requerirle documentación, o para que comparezca el día del Juicio. También se le comunicará la resolución que ponga fin al procedimiento. Ya sea un auto por el que se acuerde archivar el procedimiento por no haber indicios de delito, o bien la sentencia condenando o absolviendo al obligado al pago.

La otra alternativa para la vía penal, y es la que recomiendan nuestros expertos en derecho de familia de Rojano Vera Abogados, es interponer una querella criminal contra la persona obligada al pago de la pensión de alimentos.

¿Por qué una querella?

Porque es el procedimiento en el que la parte perjudicada puede estar personada, y de este modo saber cómo se desarrolla. Además, y esto es lo más importante, el abogado que lleve el caso, podrá aportar tantas pruebas como estime oportunas, estar en la toma de declaración de la persona obligada al pago y hacerle preguntas que no le harían el Juez o el Fiscal. Sin duda, esto va a contribuir a que sea acusado de delito y por tanto, el progenitor sea llevado a juicio.

También, en el caso de que el Juez o el Fiscal determinaran que no hay delito, podrá interponer los recursos que estime oportunos para que el juzgado siga adelante con el procedimiento.

La ventaja de reclamar la pensión de alimentos por la vía penal, es que la posibilidad de entrar en la cárcel suele ser un elemento disuasorio muy eficaz para que el obligado al pago cumpla con su obligación.

¿Cuál puede ser el mayor inconveniente?

El mayor inconveniente al acudir a esta vía, es que la justicia es lenta debido a la saturación y falta de medios, y un procedimiento penal de reclamación de alimentos puede durar, en condiciones normales, entre dos y cuatro años, y en la mayoría de los casos no es hasta el final del mismo cuando el obligado al pago cumple con su obligación y abona la pensión alimenticia. En otro artículo, explicaremos cómo reclamar la pensión alimenticia de una forma más rápida.

Damos solución a tus problemas 

Si no estás percibiendo la pensión de alimentos establecida en el convenio regulador o sentencia de divorcio o separación, nuestros expertos en derecho de familia de Rojano Vera Abogados, te asesorarán sobre la forma más eficaz y económica para ti de reclamarla. Esperamos que el artículo: ¿Cómo puedo reclamar la pensión alimenticia? os haya servicio de ayuda. Y recuerda que con nosotros la primera consulta es gratuita, y que te daremos el mejor precio y la mejor facilidad de pago.

 

DIVORCIO BÁSICO

  • Sin hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 125€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO CON HIJOS

  • Con hijos menores de edad
  • Sin bienes
  • 175€ por cónyuge (IVA incluido)

DIVORCIO NOTARIAL

  • Sin hijos menores de edad
  • Con bienes
  • 245€ por cónyuge (IVA incluido)
¿QUÉ TIENE QUE INCLUIR UN CONVENIO REGULADOR?

¿POR QUÉ TENGO QUE HACER UN CONVENIO REGULADOR SI NO ESTÁBAMOS CASADOS?

¿Cuándo te pueden pedir el convenio regulador?

En muchas ocasiones nos consultan sobre esta cuestión. El padre o la madre de un menor ha acudido a pedir la prestación por desempleo, o la subvención para el comedor, y le han pedido acreditación de la situación del otro progenitor. Al decirle que ya no están juntos, viene el problema: “pues entonces tienes que traer el convenio regulador.

Y entonces nos preguntan: ¿Por qué tengo que hacer un convenio regulador si no estábamos casados? La respuesta es bastante sencilla: Porque se presupone que los padres de un menor están juntos, con lo cual, se ha formado una familia. En ese caso, hay que acreditar la situación del núcleo familiar. Y en caso de que haya habido ruptura en la pareja, la única forma de acreditarlo es mediante un convenio regulador aprobado judicialmente.

¿Cómo hacer un convenio regulador válido?

Pues exactamente igual que si fuera un procedimiento de divorcio o separación. Tendremos que acudir a un abogado experto en derecho de familia, como los profesionales de Rojano Vera Abogados, para que redacte un convenio regulador conforme a lo estipulado en el Código Civil.

Una vez que ambos progenitores hayan firmado el convenio regulador, el abogado redactará una demanda de regulación de medidas paterno filiales. Ésta se enviará al procurador para que la presente en el juzgado. Junto con el convenio regulador, el certificado de nacimiento de todos los hijos, los justificantes de ingresos de ambos progenitores y un volante de empadronamiento. Todos estos documentos son obligatorios para que el juzgado tramite la demanda.

Una vez que el juzgado haya tramitado la demanda, requerirá a ambos progenitores para que ratifiquen el convenio regulador en presencia del Juez o del Letrado de la Administración de Justicia. Posteriormente, se dará traslado del convenio regulador al fiscal para que lo apruebe (el fiscal comprobará que el convenio regulador establece las medidas necesarias para salvaguardar el interés de los menores). Cuando haya sido aprobado por el fiscal, el Juez dictará sentencia aprobando el convenio regulador.

Tras la notificación de la sentencia, habrá que esperar 20 días hábiles para que dicha sentencia sea firme. A partir de que lo sea, el procurador solicitará al juzgado una copia del convenio regulador y de la sentencia testimoniadas. Ésta servirá a los progenitores para cualquier trámite ante las administraciones públicas para acreditar la situación de ambos.

¿Y si el otro progenitor no quiere hacerlo de mutuo acuerdo?

En ese caso, habrá que iniciar un procedimiento contencioso, en el que se preparará una demanda. Tras su tramitación en el juzgado será entregada al otro progenitor, concediéndole un plazo de 20 días para que la conteste. Si se opusiera a las medidas solicitadas, el juzgado citará a ambos progenitores a un juicio. Tras este, el Juez dictará sentencia estableciendo las medidas que considere más adecuadas para salvaguardar el interés de los menores.

Los expertos en Derecho de Familia de Rojano Vera Abogados, a través de nuestra marca Don Divorcio, aconsejamos SIEMPRE legalizar la situación de ruptura de la pareja cuando hay hijos menores de edad. No solo para cuando haga falta acreditarlo, sino para salvaguardar el interés de los menores, pues nuestra Constitución impone a los padres el deber de cuidar y velar por los hijos. Nuestro Código Civil desarrolla ese deber, estableciendo, entre otras, la obligación de ambos progenitores de contribuir a la alimentación y educación de los hijos.

Si tu relación de pareja termina y tenéis hijos menores en común, te recomendamos acudir a Rojano Vera Abogados, donde nuestros expertos en derecho de familia encontrarán la mejor solución para tus necesidades. Siempre al mejor precio y con las mejores facilidades de pago. Además, nuestra primera consulta es GRATIS.

El camino a tu solución

VACACIONES DE LOS HIJOS CON PADRES DIVORCIADOS

VACACIONES DE LOS HIJOS CON PADRES DIVORCIADOS

¿Como incluir las vacaciones en el convenio regulador?

Otro de los puntos en los que surge controversia a la hora de hacer un convenio regulador, es cómo distribuir las vacaciones de los hijos con padres divorciados. Lo primero que hay que tener en cuenta, es que las vacaciones que se reparten son aquellas a las que tienen derecho los hijos. Nos referimos a las escolares, no las que corresponden a los padres por razón de su trabajo, las cuales a menudo no coinciden.

En este artículo nos centraremos en las vacaciones de verano, sin olvidarnos de que al menos hay tres periodos de vacaciones escolares. Las de navidad, las de Semana Santa y las de verano. En algunas comunidades o provincias, también existen las vacaciones denominadas de semana blanca o semana de carnavales.

¿Y cómo se distribuyen esas vacaciones en el convenio regulador?

No existe en nuestra legislación un modo concreto de repartir las vacaciones. Suelen hacerse atendiendo a la lógica, si bien, cuando ambos progenitores están en conflicto no suelen “atender a la lógica”. Las formas en las que suele hacerse son las siguientes:

  • Repartiendo solo los meses de julio y agosto, no contando con los días no lectivos de junio y septiembre.
  • Repartiéndolas en periodos bisemanales o quincenales (de 14/15 días alternos).
  • Por periodos semanales (de 7 días alternos), el cual es recomendable con hijos de poca edad.
  • Repartiendo solo el mes de agosto, lo cual suele hacerse cuando los hijos realizan actividades extraescolares (sobre todo campamentos de verano).

¿Cual es la mejor forma de repartir esas vacaciones?

Nuestros expertos en derecho de familia de Rojano Vera Abogados te asesorarán de la mejor manera de establecer la distribución de las vacaciones en el convenio regulador o de solicitarlas en la demanda. Adaptándola a las necesidades de ambos progenitores, y siempre salvaguardando el interés de los menores. No podemos olvidar que las vacaciones son un derecho de los menores a estar con ambos progenitores por un tiempo más largo que los fines de semana o los días en los que estos acuden al centro escolar.

Al margen de la mejor forma que se pueda establecer atendiendo a las particularidades del trabajo o disponibilidad de ambos progenitores, la forma más común de distribución es por periodos bisemanales o quincenales. Los más “complicado” suele ser establecer cuando comienzan los periodos, pudiendo comenzar al día siguiente del último día lectivo, o a partir del 1 de julio.

¿Qué ocurre con el derecho de visitas intersemanales y de fin de semana?

Durante los periodos de vacaciones escolares el derecho de visitas queda en suspenso, salvo que se establezca algo distinto en el convenio regulador o en la sentencia. Suele ser recomendable dejar al menos un día intersemanal cuando alguno de los menores es muy pequeño, o si la distribución es por periodos mensuales.

¿Tengo obligación de pagar la pensión alimenticia durante las vacaciones?

Otra pregunta que nos hacen a menudo respecto a las vacaciones, es sobre la obligación de pagar la pensión de alimentos  durante las vacaciones, pues los menores pasan a estar con el progenitor no custodio un mes completo de los dos meses principales del verano. Pues bien, la respuesta es que sí se está obligado a pagarla, pues el pago de la pensión alimenticia se establece por mensualidades iguales.

Esperamos haberte resuelto algunas dudas sobre las vacaciones de los hijos con padres divorciados. y recuerda que, en Rojano Vera Abogados, la primera consulta es GRATIS, en la que te informaremos de cuáles son tus derechos y obligaciones de cara a la ruptura de pareja cuando hay hijos menores de edad, salvaguardando principalmente el interés de estos, en consonancia con las necesidades y la capacidad de ambos progenitores.

¿Te ha sido útil el artículo? Compártelo a otros si crees que podría ayudarles y déjanos comentarios en la noticia o en las Redes Sociales.

Puedes ver más noticias y artículos en el Blog de DonDivorcio.com el camino a tu solución.